Volver

El juego como herramienta psicoeducativa en la familia.

   El juego es la base de la comunicación del ser humano, nuestras primeras interacciones son puro juego, aquí es donde comienzan a elaborarse las primeras organizaciones mentales, la planificación, la causa-efecto, la permanencia del objeto, el reconocimiento del otro, la motivación, la participación y todo en el marco de la experiencia más motivadora que pone en orden nuestra atención, concentración y memoria.

   Nuestras madres nos enseñan a jugar pero nos enseñan mucho más que eso, nos enseñan a elaborar estrategias de reconocimiento del otro, del entorno y de autoconocimiento. Nos muestran la vida con emoción, dulzura y pasión, como si en cada gesto, mirada, objeto estuvieran encerradas las claves de la existencia humana, lo magnifico de vivir y estar vivos.

   Con forme crecemos, y a eso llamamos evolución, esta sensación lúdica, sensorial y comunicativa se disipa, todo se vuelve más mecánico, más frío y más artificial, quizás es un proceso natural pero cuando se trata de educación y de analizar las estrategias educativas ya sea en el marco familiar como el terapéutico hemos de hacer un alto en este punto tan esencial. En los primeros pasos en los que se crea esa capacidad de aprender que es tan asombrosa de los bebes, en estadios ricos en contacto humano, estimulación sensoriomotriz, fuerza emocional espontánea y seguridad vinculada a nuestros progenitores.

   ¿Porqué dejamos de jugar? ¿Porqué nos cuesta sorprender y sorprendernos? ¿Dejaremos de pretender dar lo mejor a nuestros hijos sin saber recibir lo que ellos nos dan, jugando? Ellos tienen la llave de sus necesidades, de lo que requieren en cada momento. Miramos hacia afuera sin mirarnos hacia dentro y eso hacemos con nuestros niños, miramos su entorno preocupándonos de que tengan muchísimos juguetes y estimulación pero no miramos su interior, lo que dice su cuerpo, sus manos, su expresión. Vivimos de puertas hacia fuera y no cultivamos el interior. Estamos hablando de momentos de calidad, no hay que tener muchas experiencias si no que hay que vivirlas y los primeros que hemos de hacer ese proceso somos nosotros como padres, madres, profesionales, profesores… Lo que no nos motiva no podemos utilizarlo para motivar a los demás.  A veces hemos de sentarnos a lado de nuestros hijos y escuchar, observar, escuchar y observar de nuevo porque ellos son los verdaderos maestros, ellos tienen eso que con los años hemos perdido, la magia de saber vivir todos los segundos con verdadera intensidad para que tengan significado y permanezcan. Ellos son los maestros y nosotros somos simples maestros que se volvieron aprendices porque olvidaron jugar, mirar, leer, escuchar, entender, empalizar… esos son los verdaderos aprendizajes, la base para el posterior éxito personal y en consecuencia social, la seguridad, la autoestima, el autocontrol… son fruto de esos procesos.

   Cuando educamos en estos primeros estadios después de los duros meses de crianza parece que comienza una fase en la que nuestro niño responde, nos mira,  nos atiende y parece un libro abierto deseando que escribamos las primeros capítulos donde todo se reduce a seguir atendiendo al sueño, el hambre, el llanto y la limpieza. Después comienzan los conflictos, la autodeterminación, la posesión, las crisis y en vez de emplear la misma comunicación lúdica que teníamos en los primeros meses cambiamos el rol y comenzamos a distanciarnos de nuestros pequeños. Desde esta nueva posición, desde ahí lejos la comunicación en estas primeras fases donde ensayamos las primeras herramientas de manejo social y personal nos ponemos en frente indignados de que nuestros hijos no sigan eternamente en nuestro círculo de control y comiences a comportarse como personas con pensamientos, voluntades y preferencias propias aunque sean sencillas que no simples.

   El ser humano y los padres, estos somos otra especie de humano, somos un mar de conflictos y de mareas que jugamos con sus subidas y bajadas intentando mantener nuestra tripulación colocada y en alerta para no naufragar. Así que como consejo os diré… jugar, jugar e intentar jugar cada día, y cuanto mayor sea la dificultad mayor la necesidad a seguir atrayendo la atención de vuestros hijos, alumnos y pacientes para poder conducirlos al sitio donde puedan ver las situaciones desde otra perspectiva sin bloquearse y sin la soledad que produce el proceso de gestionar el entorno, a los demás y, sobre todo, a nosotros mismos.

Cristina Oroz Bajo
Firma-2

Volver
Volver

Tangle: Juego Sensorial

Este juguete sensorial fantástica fue diseñado originalmente para ayudar a aliviar el estrés a través de giros repetitivos suave . Probadores encontraron la terapia del enredo ayudó a reducir el estrés y los sujetos de prueba encantó. Cuenta con un recubrimiento de goma suave agradable sensorial y con protuberancias táctiles que se sentía muy bien ! Las personas de todas las edades disfrutan de la celebración y moverla. Es ideal para uso en el hogar , el aula, o una clínica con personas de cinco años en adelante. La investigación ha demostrado el tamaño y el alcance de la terapia del enredo de movimiento también fomenta el desarrollo de la motricidad fina . A través de extensas pruebas , se maximiza la mano , las articulaciones y el movimiento muscular, mientras que todavía aliviar el estrés . Advertencia : Riesgo de parte pequeña no se recomienda para niños menores de cinco años.


Un juego sensorial para todas la edades y condiciones.
http://www.tanglecreations.com/pages/the-tangle-story

La historia de enredo se basa en el viaje Richard X. Zawitz y su búsqueda de unificar su miríada de experiencias de la vida en la creación de una forma de energía de cuatro dimensiones. Sus estudios de filosofía y el arte asiáticos Zawitz utilizó todo el conocimiento adquirido de sus grandes mentores para completar una talla de piedra llamada Primera Twist obra de arte inicio del Tangle que tenemos hoy. Una magnífica escultura de acero inoxidable, hecha de 20 secciones de tubería de 8 pulgadas de diámetro que se elevan en una serie de giros y curvas retorcidas sin fin.

Al ver la reacción de la gente a su estatua, Zawitz cuenta que necesitaba crear una versión más pequeña de su escultura que la gente podría sostener y experimentar directamente. Rápidamente se reconoció el encanto y la atracción de las personas a la energía que puede ser girada y la sensación mágica que se encuentra en el giro, en el  movimiento curvilíneo de los enredos. Los enredos tienen un inmenso efecto calmante y estimulan el libre flujo de la creatividad cuando las personas manipulan y juegan con ella, creando un movimiento y juego infinito. Cada enredo tiene 18 secciones que se pueden separar o añadir, o incluso formar diferentes formas para contar historias. Con más de 100 millones de unidades vendidas, el enredo original ha evolucionado, de hecho, en algo más que un simple juguete.

Este fantástico juguete sensorial diseñado originalmente para ayudar a aliviar el estrés a través de giros repetitivos suaves ayudó a reducir el estrés y a los sujetos de prueba les encantó. Cuenta con un recubrimiento de goma suave agradable y sensorial  con protuberancias táctiles. Personas de todas las edades y condiciones disfrutan de su juego de movimiento. Es ideal para uso en el hogar, el aula, o una clínica con personas de cinco años en adelante.

La investigación ha demostrado el tamaño y el alcance de la terapia del enredo de movimiento. A través de extensas pruebas, se maximiza la mano, las articulaciones y el movimiento muscular, mientras que aliviar el estrés. Encontramos muchísimas opiniones de personas, terapeutas, profesores, madres, médicos, administrativos, fisioterapeutas, maestros de educación especial, psicólogos…

Niños que presentan Trastornos de Espectro Autista, Síndrome de Asperger, Hiperactividad, Impulsividad o comportamientos estereotipados y autoestimulación en las manos, con déficit sensoriales, de psicomotricidad fina y conductuales. Niños que se enganchan rápidamente al juego manipulativo como apoyo a sus manos por el movimiento y por su textura. Personas que lo utilizan como terapia sensorial para calmarse en ataques de ansiedad, estrés, sensibilidad a situaciones concretas como aviones, espacios abiertos, cerrados, multitudes, personas con trastornos obsesivo-compulsivos o de control de impulsos como comerse las uñas, arrancarse el pelo o la piel con avances significativos en el control de esos dedos inquietos. Incluso personas o estudiantes que les gusta tener objetos en las manos, bolígrafos que giran, morder objetos, dibujar garabatos incansablemente… juguete que permite focalizar lo sensorial para ayudar a concentrarse y aprender mejor incluso en actividades diarias como ver la televisión, jugar en el coche, esperando al autobús…

Maestros de educación especial con más de 13 casos de diferentes grados de autismo que comparten que todos disfrutan y utilizan el Tangle. Hospitales que lo han regalado a enfermeras, médicos, personal administrativo, farmacéuticos, paramédicos… y comparten el éxito global de esta herramienta. Fisioterapeutas señalan las propiedades de este juguete sensorial y cómo a través del juego estimula, trabaja y aumenta el rango de movimiento de las articulaciones de la mano. Artritis, parálisis cerebral, dificultades en la integración sensorial, demencia…

Señalan su perfecto tamaño tanto para la manipulación como para el transporte, también habrá que ajustar este a las necesidades específicas del objeto, señalan que los más grandes son más adhoc para adultos o niños con mucha manipulación por su tamaño y mayor durabilidad, las diferentes texturas será un aspecto más personal a tener en cuenta según las preferencias sensoriales individuales. En general todos señalan la durabilidad les producto y el desprendimiento en ocasiones de las piezas con fácil reestructuración pero con peligro para los más pequeños llegando a señalar que han utilizado estas construcciones para crear otras de mayor tamaño.

Este objeto ha llegado a multitud de hogares, escuelas, familias y equipos y nadie se queda indiferente.

Es un gran pequeño juguete!

Cristina Oroz Bajo

TangleLogos_All

Firma-2

Volver