Volver

Pantallas y Autismo: cómo utilizar la tecnología en su beneficio

En nuestro último WEBINAR GRATUITO quisimos hablar sobre el uso de las tecnologías. Pues es un aspecto que nosotros, como herramienta educativa online que se implanta mediante un ordenador, tablet o móvil, nos afecta y por lo mismo, sentíamos la necesidad de transmitir nuestra experiencia. Así que sin más dilación, aquí tenéis el contenido que tratamos.

El uso de las tecnologías nos invade. Si lo pensamos bien, es casi reciente y tenemos que reconocer que muchas veces, incluso a nosotros, nos cuesta manejarlas porque no somos natos digitales. No hemos nacido en un entorno tecnológico. Con lo cual es más retador el hecho de que nosotros mismos tengamos educar a nuestros hijos, en un medio que no es tan familiar como parece.

Desde VICON tenemos claro que es un medio que requiere un ejercicio de reflexión, de observación y de medición. De cuál es el impacto que ese entorno tecnológico está teniendo en el ser humano. Ya no en nuestros hijos, sino en el ser humano en general.

Será la única manera de entender así, qué límites tenemos que poner a nuestros hijos con autismo.

Para empezar, nos tenemos que poner a nosotros mismos como ejemplo. También midiendo el impacto en nuestra familia en particular.

A veces tendemos a mirar para afuera y el ejercicio lo tenemos que hacer para dentro, para poder entender que dinámicas está modificando, que conductas nuevas está provocando, qué sentimientos y que riquezas nos trae, y cuál es de ellas podemos controlar y cuál es no, teniendo en cuenta nuestro perfil de familia.

Es una responsabilidad familiar

Tenemos que saber que la educación de nuestros hijos a todos los niveles y en nuestro caso la estimulación de nuestros hijos no verbales, es nuestra responsabilidad. Pero también, somos responsables de marcar la pauta en esa estimulación y en ese control del momento de estimulación y de los límites que hay que poner a estos momentos.

Ahora tenemos un reto nuevo y complejo, pero no imposible, de cómo controlar la tecnología en casa.

Como equipo familiar, nos vamos a encontrar perfiles muy diferentes dentro de una familia. Pareceres muy diferentes, así como usos de la tecnología muy diferentes. Con lo cual adaptar toda esa área tecnológica es más complejo cuando hay individualidad en la utilización de la misma.

Un factor importante, el tiempo

Para realizar esta tarea lo que necesitamos es tiempo: para poder reflexionar, para poder observar y tomar decisiones de la situación que estamos viviendo a nivel tecnológico nuestra familia.

Necesitamos tiempo para leer estrategias, necesitamos tiempo para priorizar esas estrategias, y poder así, ir paso a paso mejorando la calidad tecnológica de nuestra familia.

Muchas veces nos encontramos con la casuística de querer cambiarlo todo de una vez, y a veces con pequeños cambios, la toma de conciencia mejora y se producen otros cambios que incluso no habíamos valorado o previsto que sean positivos también.

Por el contrario, cuando implementamos un cambio, nos podemos encontrar que se dan otros cambios o se cogen otros caminos, que son no tan positivos y hay que lidiar con esos también.

Así que es muy importante ir paso a paso y midiendo muy bien nuestro impacto en esos cambios, evaluando en la familia si encajan, si no encajan, si encajan en unos perfiles pero en otros,…. etc.

Nosotros somos y vamos a ser su ejemplo

Tenemos que tener claro que nosotros como padres vamos a ser los primeros objetos de observación. Porque cuando se trata de niños el ejemplo y la sombra es la nuestra.

Muchas veces los niños no hacen lo que les decimos, hacen lo que hacemos y vemos un discurso muy incoherente a nivel de educación tecnológica. Porque no hago lo que digo como padre o madre. Así que tenemos que empezar por nosotros mismos, y veréis como implementando cambios en nuestra rutina tecnológica y nuestros hábitos de visionado de dispositivos, cambiarán indefectiblemente todas las dinámicas familiares con respecto a estos elementos. 

Por ejemplo, podemos hacer dinámicas de parking que les llamo. Consisten en disponer de un hueco y lugar en la casa, para dejar los dispositivos una vez dentro, y solo puedo ir a verlos si me acerco a ese espacio y tengo que volver a dejarlos una vez he terminado de utilizar ese dispositivo. Pero esta acción la tenemos que hacer todos los miembros de la familia.

Y a través de este ejemplo, tenéis que entender que nosotros somos el principio, pero ellos son el fin. Me explico, podemos empezar con dinámicas que se nos ocurran a nosotros como padres, pero lo más importante es que, pongamos los cerebros de nuestros niños a pensar imposibles dinámicas que pueden ser mejoras de comunicación no digital en casa. Mejoras de la utilización tecnológica dentro del espacio familiar.

Otra estrategia que se suele utilizar mucho cuando nuestros niños sean mayores, es que en el ordenador de la casa, nosotros como padres, seamos los únicos que tengamos acceso a Internet. Esté siempre en el salón para que podamos echar un vistazo, siempre del uso de la tecnología un poquito más avanzada.

Esto sirve mucho también para nuestros hijos que tengan un modelo y un quehacer totalmente equilibrado entre ellos.

¿Cómo adaptar estos cambios en casa?

Es súper importante que adaptemos todos estos cambios a cada niño. Nosotros somos muy conscientes que tenemos muchos diferentes perfiles dentro de casa.

El niño con dificultades de comunicación, el niño con adolescencia, el niño de seis años que le cuesta dejar la tablet…

Así que tendremos que hacer una estrategia para cada uno de ellos, y valorar su esfuerzo y dedicación en orden a sus dificultades y sus capacidades. Todos los niños tienen la capacidad de adaptación y de aprender un montón de cosas, pero tenemos que encontrar la manera en la que ellos aprenden.

En este medio que es de gran preferencia para ellos, podemos jugar mucho con esa atracción para hacer esa actividad lo más familiar posible. Pero siempre adaptada a cada niño, si el niño no reconoce el espacio de parking pondremos un indicador visual para que lo reconozca y fortalezca eso que nuestros otros niños adquieren sin ningún tipo de dificultad.

Los tiempos con el uso de las tecnologías serán diferentes en cada uno de los niños y es muy importante que haya consenso y aceptación por cada uno de ellos. Habrá niños que son mayores y pueden estar un poquito más de rato, niños que tienen dificultades y hacen actividades extra de estimulación a través de estos dispositivos, pero es muy valioso que aunque adaptemos estas herramientas a cada niño, demos a todos los niños la oportunidad de manejar su tiempo lo más autónomamente posible en las cosas que les gustan. Será la mejor estrategia para tener éxito en todas estas dinámicas.

Por ello siempre buscamos la motivación, buscar ideas, implicarlos dentro del proceso, hacer que sea divertido. Incluso poner momentos tecnológicos en familia para disfrutarlos, y enseñarles a disfrutarlos conjuntamente.

Muchas veces se mira la tecnología de una manera individualista y hay muchos momentos tecnológicos que los vivimos como familia de una manera natural y súper divertida e interactiva. Así que si tenemos que establecer dinámicas tecnológicas intentar buscar aquellas que también nos den esa herramienta social dentro de la familia.

Y motivar toda la serie de ideas que os puedan dar vuestros niños. Todos los logros y momentos de contención y retirada dispositivos exitosa, con un programa de recompensas para que sepan que van por el camino correcto y cada uno a su nivel.

Es una tarea muy compleja, pero no imposible como decía. Lo más importante es fijarnos en nuestros niños en particular.

Compartir responsabilidades a nivel familiar

Es necesario que aquí compartamos responsabilidades y nos impliquemos a todos los niveles todos los elementos de la familia.

No sirve de nada que papá y los niños estén implicados y mamá esté fuera. NO sirve de nada ni es nada efectivo, si dejamos a un adolescente fuera de este momento estratégico digital. Así que es muy importante una vez que hemos pensado, pre pensado familiarmente o en el ámbito de pareja que vamos a hacer y qué ideas tenemos cada uno de nosotros, como padre y madre, de lo que es necesario hacer para que haya consenso. Impliquemos a los niños con solidez y con esa sensación de que todo camina y de que la pareja referente de esta familia, tiene una postura sólida y consensuada.

Es muy importante ir poco a poco, con charlas con nuestra pareja o marido o mujer para empezar a ver qué pequeñas cosas podemos ir haciendo. Proponerlas a los niños viendo cuál es su reacción y poco a poco ir haciendo reuniones mensuales de valoración de esta actividad. Con posibles ideas nuevas en las que también reconozcamos el esfuerzo de algunos miembros de la familia, volvamos a imprimir esos cambios que queremos en otros miembros de la familia que nos están consiguiendo e ir caminando juntos en una línea de crecimiento en un área súper importante.

Es un trabajo en familia y el ejemplo es esencial, para avanzar todos en conjunto. Esfuerzo por todas las partes, recompensas a todas las partes y dinámicas que aporten a todas las partes.

A veces nos encontramos dinámicas muy complejas, como por ejemplo, que la tecnología ha llegado a comerse todas las dinámicas familiares. Hay conductas muy disruptivas y complejas de llevar a cabo en los casos donde esto sucede. Es muy importante pedir ayuda a profesionales porque va a ser la manera de limpiar de una manera mucho más efectiva y rápida toda esa maleza del bosque que se nos ha crecido sin control.

No tengáis miedo a pedir ayuda, porque a veces yendo a un profesional que ha liderado esto con éxito durante muchas familias, hace que tengamos más claridad dentro de ese bosque.

Muchas veces intentamos encargar nosotros de sus problemas sin éxito y acabamos frustrándonos. A veces con una sesión o dos, con un terapeuta, te ayuda a organizar y a priorizar qué es lo que tu familia necesita, que es lo que tu hijo necesita.

A veces el tema tecnológico y como nuestros niños implementan la tecnología como ocio ininterrumpido, se debe a que hay poca autonomía dentro de la casa. Hay poca responsabilidad en los quehaceres del hogar, porque en casa hay que hacer muchísimas cosas en las que nuestros niños pueden participar en mayor o menor medida y que ocupan parte de la jornada del día. Como ordenar su cuarto, sacar el lavaplatos, poner la mesa recoger los juguetes, limpiar la habitación, pasar el aspirador…

Todas estas dinámicas pueden hacer que nuestros niños se impliquen muchísimo más en casa, adquieran hábitos de orden, de limpieza, y ocupen su tiempo en tareas que les van a beneficiar a futuro.

Suelen decir que una habitación ordenada es como una cabeza ordenada, y el implicar a nuestros niños en tareas cotidianas es estrictamente necesario para una buena dinámica familiar. No es sano que mamá y papá estén todo el día de aquí para allá recogiéndolo todo, ordenándolo todo, limpiándolo todo. Así que poco a poco pensar en todos esos aspectos de autonomía y responsabilidad en casa que podemos en paralelo poner como retos para contrarrestar esa parte tecnológica que está ocupando un sitio esencial en la educación desde el hogar.

Es necesario tener un plan familiar individual

Por eso tenemos que tener un plan familiar individual, incluso un documento en el que pongamos toda la lluvia de ideas. Primero mamá y papá. Después proyectarlo a nuestros niños y ver lo que ellos piensan,.

Cuando hablo de un plan familiar individual hablo describir las cosas, tener documentos donde vayamos escribiendo todas las cosas que nos están saliendo. Donde recojamos esos cuadros con los retos semanales y vayamos poco a poco cada uno a su nivel y en su medida reconociendo el esfuerzo y el crecimiento como familia en materia de educación digital.

Seguro que eso os ocurren tarjetas visuales para determinar el tiempo, utilizar relojes para medir el tiempo con los dispositivos, utilizar alarmas para que dejen los dispositivos y sea todo mucho más auditivo y visual. Es muy importante ser muy imaginativo y pensar que estamos empleando todas estas estrategias con niños, así que conforme más visual sea todo mucho más comprensible y gráfico será el proceso.

Consejos importantes

Es muy importante tener detalles con nuestros niños, pasar tiempo de calidad con ellos y veréis que cuando retiramos todo el tema tecnológico. Lo pautamos mucho más estrictamente, empiezan a surgir detalles y situaciones que nos van sumando a nivel familia. Hablar con otras familias a ver qué están haciendo ellos con el tema, meterlos por Internet para ver estrategias, pero es muy importante esa primera valoración y observación, para saber si realmente merece la pena hacer alguna estrategia puntual para nuestra familia.

Todas las familias tienen que educarse digitalmente pero es verdad que algunas no tienen muchísimo más integrado que otras. Así que es muy importante esos pequeños detalles que suman y que nos van diciendo que a nuestra familia le hace falta ir por ahí.

Importante concretar los retos, a nivel individual, a nivel de tiempo, a nivel de espacios, a nivel de dispositivos… Tenemos que poco a poco ir poniendo piedra a piedra pero siendo súper concretos. Con cambios muy pequeñitos para sentir que podemos.

A veces tendemos a poner retos muy grandes que lo único que nos llevan es a la frustración y el fracaso, pero lo verdad, tenemos que ir paso a paso y cambio o cambio hasta que lo vivimos, lo evaluamos, lo integramos y lo conseguimos.

Nadie puede negar que la tecnología es una herramienta. Incluso para estructurar todo este plan individualizado familiar digital podríamos utilizar un ordenador con nuestros niños para crear ese cuadro, sacar unas fotos a los premios, imprimirlos, y poder pasar un momento tecnológico inigualable mientras intentamos controlar la tecnología, en casa.

Pensar que el mundo laboral, escolar, familiar, va a estar lleno de dispositivos . Así que es muy importante que establezcamos esas pautas que le harán al niño priorizar y autocontrolarse en entornos donde la tecnología está el alcance de la mano.

Es un reto familiar, pero también es un reto social y educativo dentro de las aulas. Ahí os dejo que también es interesante apoyaros en vuestros profesionales, los profesores para pedirles consejo. Porque ellos son los primeros que manejan la tecnología en las aulas, sin tener que hacer una intervención con un terapeuta especializado, tenéis de la mano profesionales en el mundo educativo que además conoce perfectamente a vuestro niño y puede contaros estrategias de que le funciona en el aula no solamente con vuestros niños sino con otros niños. Sí que os animamos a contar con ellos también implicarlos en esta tarea por lo menos a nivel de planificación e ideas.

No os dejéis de lado, los tiempos

También como os comentaba, es importante cada cierto tiempo. Por ejemplo cada mes cada tres meses, intentar pensar y reajustar como el tema digital está aterrizado en nuestra casa. Coger ese plan individual familiar y someterlo otra vez a revisión y reajustar toda la serie de aspectos que han cambiado en ese tiempo.

No es algo que vayamos a hacer hoy y ya nos va a servir de por vida. Nuestros niños siguen creciendo y se van a someter a otros retos, a otras etapas evolutivas y la tecnología sigue evolucionando también en paralelo. Así que es nuestro deber como padres, hay que ir actualizándonos en todas esa serie de aspectos que están aflorando con ese desarrollo tecnológico y con esa necesidad particular y evolutiva que tiene nuestros niños.

Es muy importante ver las diferencias de las personas que componen la familia para utilizarlas estratégicamente. Es decir mamá puede tener cierta habilidad para algunas cosas, papá tiene cierta habilidad para otras, el hermano a veces tiene la habilidad de retirar el dispositivo a nuestros niños con dificultades de comunicación mejor que nosotros.

Hay que ser estratégicos y reconocer el potencial de cada uno para poder utilizarlo en beneficio de toda la familia, porque tenemos varios perfiles, tenemos varias posibilidades de actuación. Con ese reconocimiento de asumir que esa persona es mejor en esa dinámica que tú también le damos una fortaleza a esa persona, y además todas las dinámicas son mucho más naturales porque atienden a las personas que mejor las llevan. La diferencia, aunque a veces parezca una dificultad, muchas veces es una gran ayuda.

Para ir cerrando el capítulo. Tenéis que tener en cuenta que esto es como un libro que no tiene fin, que va a traer muchos capítulos, que va a traer muchas aventuras y que vamos a tener que ir adaptándonos con el tiempo y los cambios sociales y tecnológicos que vamos a seguir viendo en los próximos años.

Así que si ahora es un tema para pararse y reflexionar, lo va a seguir siendo cada día muchísimo más. Porque el manejo tecnológico no solamente de los niños, nosotros los padres tenemos teléfonos, tablets, ordenadores y estamos todo el día conectados. Entonces es superimportante reflexionar para que esta tecnología nos deje de ser una herramienta y acabé rompiendo muchas dinámicas familiares, emocionales y de vínculo, incluso de ocio familiar.

Gracias a todas las familias que participaron en este último webinar. Próximamente, os indicaremos el tema del siguiente. Así que estad atentos a nuestras redes.

Os las recordamos:

FacebookGrupo de Facebook e Instagram

Volver

2 respuestas a «Pantallas y Autismo: cómo utilizar la tecnología en su beneficio»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *