Volver

¡Cómo sobrevivir a las vacaciones!

¿Es posible? ¡Claro! Tomar nota que os vamos a dar algunos consejos que os puedan ayudar en esta época y seguro que a otros tiempos vacacionales para vuestros niños no verbales.

En España ya estamos en verano y es una época que empiezan a desestructurarse los días, a cambiar muchísimo la temperatura, los espacios los objetos que nos rodean… Sin darnos cuenta, hay muchísimos cambios y por ello, he considerado importante, daros algunos consejos ¡tomad nota!

Mantén siempre una rutina por mínima que sea que le haga sentir seguro, que le haga sentir que hay algo que permanece.

Pero ten en cuenta que también¡ es importante, poder adaptarnos a nuevas circunstancias y a veces, nos tenemos que perdonar si cambiamos esa estructura y armarnos con el doble de paciencia para asegurarnos de que nuestros niños no se van con ella.

Observaremos muy bien la adaptación a los nuevos espacios. Aparecen en el escenario momentos de playa, de montaña, de irse a casa de un familiar… En donde cambiamos todo lo que nos rodea, donde dormimos, donde comemos, las cosas que manipulamos. Son momentos de mucho estrés, donde generalmente sube la ansiedad y tenemos que hacer un gran ejercicio de acompañamiento.

Sobre todo, para intentar leer como nuestro niño está viviendo cada uno de sus momentos, diagnosticar cuales no parecen afectarle, cuales incluso parece que le gustan y cuales le resultan desagradables y provocan conductas de rechazo y de actividad insostenible. Todos estos momentos son muy experimentales y nos ayudarán mucho a educar a nuestros hijos en otras situaciones, que durante el año no tenemos la oportunidad de vivir. Así que intentar vivirlas desde este prisma experimental y acompañar a vuestros niños, si hay problemas sensoriales con la arena, si el excesivo calor es estructura vuestros hijos intentar siempre manteneros en lugares fresquitos a determinadas horas del día…

Tener en cuenta también el tema de la ropa que va muy liada con el tema del calor. Para ello, intentar vestirlos muy ligeros para potenciar que estén a gusto y fresquitos.

Sobre la alimentación, un tema tan apasionante y tan diferente en verano como lo es el invierno, prestarle atención y darle un momento, concederle un tiempo de observación y dejarle probar, tocar experimentar puede ser la actividad del día. Hacer helados, jugar con hielo… ¡Seguro que tenéis vuestras favoritas!

Os propongo tres momentos esenciales, probar a introducir mucha música en estos momentos para liberar mucha ansiedad, disfrutar y compartir de momentos un poquito más distendidos que durante el año no tenemos oportunidad.

Para esos días frenéticos ir a buscar actividades físicas, deportivas, caminar, correr y nadar. Aquí añadiré que si podéis introducir el agua en mayor medida, es un gran momento, aunque sea llenando la bañera y permitiéndole estar distendido a falta de una piscina o una playa cercana. Y no os dejéis nunca las pompas de jabón que siempre son un triunfo.

Y por último también buscar actividades un poco más estáticas, más plásticas en las que podamos tocar, oler y jugar juntos en suelo en la mesa en la terraza siempre acompañados de nuestra amiga la música seguro que serán un éxito. 

Y no te olvides dejarnos aquí tus recomendaciones para el verano, estamos seguras de que tienes ideas que puede servirle a muchas familias a llevar un poquito más agradable este gran parón del verano.

Un abrazo familias y disfrutar disfrutar disfrutar.

Volver
Volver

Tips para integrar a un niño con NEE en Infantil y Primaria con el Método VICON

niños con necesidades educativas especiales.

En este artículo del blog, queremos compartir, los puntos más importantes que trató Cristina en su último Webinar, con el nombre de: «Cómo atender en el aula a nuestros niños con necesidades educativas especiales de infantil y preescolar: el Método VICON como herramienta de integración”

Para todos aquellos que no lo vieron, pueden visitar el perfil del Facebook, donde lo tienen entero. No obstante, como hemos dicho vamos a compartir los puntos más importantes, a través de esta entrada. Esperamos que sirva de ayuda y referencia a muchos profesionales que se dedican a la educación y a la educación especial. 

Para empezar tenemos que aclarar conceptos, tales como:

¿Qué es el Método VICON?

Lo hemos dicho en muchas ocasiones pero os lo recordamos. Es un programa de aprendizaje estructurado intensivo dirigido a niños con un perfil visual y musical que atiende desde el desarrollo temprano, paso a paso todos los estadios evolutivos hasta las etapas más elaboradas de lenguaje y aprendizaje. Es una herramienta terapéutica en soporte de vídeo, que se utiliza como un recurso complementario en el aula con el objetivo de incluir a esos niños con necesidades educativas especiales al grupo clase actuando sobre estos dos prismas.

Siendo una herramienta de aprendizaje motivador y natural como principio de cambio, utilizar la música como vehículo de aprendizaje y la repetición como integración de este proceso. Siempre bajo la mirada atenta de la emoción.

Pero ¿por qué es tan importante la emoción en el aprendizaje? Pues porque nuestro cerebro es perezoso… “Sí! lo es! ¿Habéis visto el esfuerzo que cuesta ahora en este mundo visual leer una hora un libro sin que el cerebro te desvíe 50 veces por página a pensamientos? Y para derrotar la pereza de nuestros cerebros, en este caso, los cerebros de nuestros alumnos debemos emocionarlos, debemos enseñar emocionandonos.

Debemos como profesionales despertar la curiosidad y debemos sorprender a nuestros alumnos.

De esta manera, otro de los elementos fundamentales del método es la música. Debido a que los beneficios de la música como herramienta terapéutica que ya está evidenciado como una disciplina científica. Tenéis que saber que la música es un medio de expresión y comunicación con un lenguaje específico que mueve a la acción y el disfrute a nivel individual y social. Los niños con dificultades de comunicación responden al estímulo musical más que a cualquier otra clase de estímulo. Uno de los principales problemas de algunos niños con necesidades educativas especiales es la dificultad de expresión y comunicación y la música puede ser esa vía de comunicación para establecer nuevos canales de expresión y socialización. 

Escuchar música es una acción que involucra prácticamente todas las funciones cognitivas que intervienen en el aprendizaje: atención, imitación, memoria, concentración y aprendizaje. 

¿Cómo implementar el Método VICON dentro del Aula? 

Como hemos explicado y como podéis ver en la web del Método, su metodología incorpora el Videomodelling. De esta manera, tenemos que tener en cuenta que para implementar el Método VICON dentro del aula, tenemos que tener ese apoyo visual. 

De esta manera, los Videos se integran dentro de la dinámica del aula, buscando tres momentos al día lo más espaciados posibles para visualizar el vídeo con todo el grupo clase. Es súper importante contar con la colaboración de casa donde la familia puede ir potenciando esos vídeos e incluso de profesionales que trabajan con el niño compartiendo todos el mismo usuario para seguir todos el mismo programa y la misma secuencia de Videos. 

Llega el momento de dar consejos y/ o tips para potenciar la inclusión de estos niños con necesidades educativas especiales con la herramienta del Método VICON.

Estos consejos se van a centrar en cinco secciones. Estas cinco partes responden a un proceso natural de inclusión desde la primera noticia cuando realmente nos llega niño con NEE. Te recordamos qué patologías atiende el Método VICON aquí.

Lo primero que tenemos que hacer cuando nos llega un caso de un niño con necesidades educativas especiales es hacer equipo, tenemos una familia y unos profesionales que siempre vienen de la mano del niño y que ahora mismo van a ser nuestro atajo para todo lo que conlleva adaptarnos a él.

Establecer reuniones de equipo mensuales al principio para estar muy conectados con los objetivos y las intervenciones, luego ya se pueden espaciando cuando todo está más controlado pero al inicio tener contacto por un grupo de WhatsApp para todos los momentos de dificultad, los momentos de logro para compartir materiales objetivos ideas sobre actividades será estrictamente necesario.

No tengáis miedo de molestar a todos los profesionales porque al final, son ellos los que nos van a dar la mejor información, ellos están con el niño uno a uno y esta situación para nosotros va a ser muy difícil porque siempre vamos a estar con todo el grupo clase. 

Pasamos al segundo punto. El proceso de adaptación, es uno de los momentos más importantes para los niños, para la familia y para nosotros como profesionales porque tenemos que cuidar esas primeras impresiones. Cuidar una buena entrada al aula, con seguridad, con respeto… El hecho de que el niño llegue al aula con una persona de referencia, que pueda habituarse al espacio todavía sin compañeros, pero darle tiempo suficiente para que reconozca todo el entorno, los materiales, por ejemplo.

Esa persona durante la adaptación leerá un libro, hará una actividad de lo más aburrida para que el espacio y nosotros como profesores podamos captar la atención de ese niño que se dirige al adulto pero el adulto no referencia pero sí que está presente. Sirve de gran ayuda y el hecho de dejar que traigan un objeto personal de casa, un juguete, un muñeco que les acompañe y les de seguridad en el caso de que no contemos con ese adulto de referencia. También ayudará mucho tener preparado el espacio los primeros días de manera diferente, un día con telas, En el período de adaptación no tenemos que hacer demasiadas actividades pero si muy atractivas, yo por mi perfil aconsejo las musicales por el componente emocional que descargan a nivel de comunicación.

El período de adaptación tiene dos sentidos, el niño se tiene que adaptar al grupo pero el grupo también se tiene que adaptar al niño. Es muy importante también ir valorando aspectos diarios como el sueño, el apetito serán indicadores de cómo está yendo la adaptación. También registrar todo lo que podamos para dárselo a la familia y poder luego tener un feedback de vuelta mostrándoles como hacemos nosotros el primer feedback. Lo más completo posible.

En el tercer punto. Vamos a materializar todo este proceso que hemos empezado. Entramos ya en el niño, ahora vamos a pasar todo ese filtro de información por lo que nosotros vemos, con nuestros ojos y nuestro ambiente, porque con nosotros será de manera diferente y en nuestro entorno y con nuestro grupo clase generará un perfil de niño diferente o igual. Es muy importante que busquemos tiempo para estar con él y vincular para poder ser su referente, su guía y su gancho. 

Si tenemos la oportunidad de contar con un maestro sombra tenemos que hacer equipo interno dentro del aula sobre todos los primeros meses para que no se nos escape nada es necesario hacer un esfuerzo extra para conocerlo, cómo vamos a presentar esta nueva pieza en nuestro grupo clase.

Cuando hablamos de lo que le gusta, tenemos que anotarlo todo, corroborar las temáticas que nos han dicho, los materiales, los juegos, las músicas tenemos que tener preparado una buena batería musical y todo esto que le gusta para tener a punto todos esos motivadores. Valorar si esas dificultades que nos han apuntado en otros entornos se transfieren también al aula o por el contrario no se presentan.

Por otro lado tenemos el grupo, que también tiene su proceso y también hay que respetarlo pero es muy importante saber definir los perfiles de niños que tenemos, habrá perfiles de niños maestros, niños amigos… . Porque ellos serán la red que tenemos para jugar con la integración. Es muy importante saber que en un aula, muchas veces tenemos una muestra de lo que es la sociedad, y nuestra labor es inmensamente importante para cada uno de ellos.

Cuarto punto. Este ejercicio es el más rico y con el que vais a encontrar más recursos y habéis hecho estas fases bien. Todo lo que hagamos tiene que ir enfocado en la autonomía, tenemos que intentar activar a nuestros niños con necesidades educativas especiales, hacerlo responsables y participativos, con ayuda o sin ayuda y para ello tenemos que intentar introducir la mayor cantidad de apoyos visuales que podamos. Utilizar la mayor cantidad de apoyos visuales que podáis, en las carpetas, los colores, los colgadores, las sillas y dependiendo de nuestras capacidades del niño intentar darle la máxima ayuda posible en los primeros días para que se sienta cómodo y acogido y orientado. Es muy importante secuenciar todo el trabajo y saber en qué parte de la secuencia nuestro niño tiene su función, y todo el grupo sabe que es su función incluido el niño. Pero para eso hay que hacer mucho trabajo previo con estos apoyos visuales secuenciales.

Y cómo quinto punto, son muy importantes: las dinámicas grupales, todos los juegos, todos los espacios con música enriquecen muchísimo y bajan mucho la ansiedad. Dedicar tiempo a hacer dinámicas de cohesión de grupo, de potencia del sentimiento de pertenencia a un grupo, no solo a nuestro niño sino a través del ejemplo de los demás. Una de las estrategias más eficaces en integración es hacer patios dirigidos y semi dirigidos. En los patios dirigidos intentamos establecer un pequeño grupo intentamos enseñar habilidades sociales en grupo reducido integrando a nuestros niños de educación especial, estas actividades pueden tener varios objetivos, integrar a los otros niños en el juego de nuestro niño, generar relaciones saludables en niños que les cuesta.

Sabemos que el mundo de infantil y preescolar es un mundo de rutinas, y por ello es muy apropiado para nuestros niños con necesidades educativas especiales donde la anticipación y el proceso del que se lo que va a venir les da seguridad, les gusta, les hace aprender una y otra vez. Intentar integrar dentro de las rutinas a vuestros niños, eso marcará mucho el perfil de niño que tengáis y sus preferencias. 

El niño y más concretamente su cerebro necesita repetir las cosas para poder aprenderlas. Podemos decir que el juego es una forma de expresión de lo vivido sin lenguaje oral, y les ayuda a elaborar conceptos o a resolver conflictos, entran aquí en juego todas las capacidades afectivas, sociales, la creatividad e imaginación, las físicas, incluso el desarrollo de los sentidos. Hoy se estimulan principalmente la vista y el oído, dejando de lado el olfato, el tacto y el gusto, y todos los cinético.

Así que intentar enriquecer todas las actividades del aula incluso, intentar integrar actividades que no requieran lenguaje verbal, los niños aprenden muchísimo de las experiencias sin lenguaje, y la comunicación se potencia cuando retiró la parte verbal y me quedo solo con la parte no verbal.

Esperamos haberos ayudado con estos consejos, No obstante, siempre podéis preguntar a Cristina en el siguiente mail: cristina@metodovicon.com y te comento a todo lo que hacemos con profesionales.

Volver
Volver

Una investigación española muestra que generamos neuronas hasta los 90 años.

Un estudio en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que una región del cerebro humano, conocida como giro dentado, produce nuevas neuronas hasta la novena década de vida en aquellas personas que no padecen ninguna enfermedad neurólogica; mientras que este mecanismo, denominado neurogénesis hipocampal adulta, se encuentra dañado en pacientes con enfermedad de Alzheimer.

«A pesar de producirse una ligera reducción en la cantidad de neuronas generadas durante el envejecimiento, un gran número de estas neuronas se encuentra aún presente en el giro dentado de individuos que no padecen ninguna enfermedad neurológica al menos hasta los 87 años de edad», explica la coordinadora del estudio María Llorens-Martín, investigadora en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid).

Los resultados, que han sido publicados en la revista ‘Nature Medicine’, son trascendentes porque el nacimiento de nuevas neuronas en el cerebro humano adulto posee una gran importancia para la medicina moderna, ya que este tipo especial de neuronas generado en el hipocampo participa en la adquisición de nuevos recuerdos y en el aprendizaje en ratones.

Resultados contradictorios

Resultados recientes han vuelto a abrir el debate en este campo al no detectar la presencia de estas células en el cerebro humano. Este trabajo analiza en profundidad las causas de la obtención de posibles resultados contradictorios encontrados por distintos grupos de investigación.

El estudio también analiza de manera comparada el proceso de neurogénesis hipocampal adulta en un grupo de 13 individuos sanos y 45pacientes de la enfermedad de Alzheimer. Los autores han descubierto que el número de nuevas neuronas disminuye de manera drástica en los estadíos iniciales de la enfermedad para continuar decreciendo progresivamente a medida que avanza la dolencia. Además, estas células encuentran problemas en distintas etapas del proceso madurativo de las neuronas.

Como consecuencia de este bloqueo, el número de neuronas generadas que finalmente alcanza la maduración total es mucho menor en estos pacientes. «Estos hallazgos poseen una gran importancia en el estudio de las enfermedades neurodegenerativas y concretamente en el estudio de la enfermedad de Alzheimer«, añade.

En este sentido, la detección precoz de una disminución en la generación de nuevas neuronas podría ser un marcador temprano de la enfermedad. Por otra parte, añade, «si fuera posible incrementar el nacimiento y maduración de las nuevas neuronas de una manera similar a como se hace en los ratones de laboratorio, podrían abrirse nuevas posibilidades terapéuticas que podrían ser útiles para paliar o ralentizar el avance de esta enfermedad», afirma.

Este estudio es el resultado de la colaboración de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, el CSIC, el Centro de Investigación Biomédica en Red en Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned), la Fundación CIEN y la Universidad Europea de Madrid.

 

Desarrollo de la investigación

El estudio demuestra que los tratamientos químicos a los que es necesario someter las muestras de tejido cerebral humano para su posterior estudio afectan de manera crítica a la detección de la presencia de las neuronas inmaduras. Los investigadores demostraron que, tras someter muestras obtenidas de los mismos sujetos a distintos tratamientos químicos, se observaban números de células muy diferentes.

Además cuando dichos tratamientos eran más agresivos o prolongados en el tiempo, la señal emitida por las nuevas neuronas desaparecía completamente. «Nuestro trabajo identifica una combinación de métodos que permite visualizar el nacimiento de nuevas neuronas en el giro dentado humano adulto. Esta metodología nos ha permitido conocer, por primera vez, datos únicos acerca de la maduración de las nuevas neuronas generadas en esta región del cerebro», señala.

Así, continúa, «hemos podido estudiar en profundidad las etapas que atraviesan las nuevas neuronas antes de madurar totalmente, qué proteínas sintetizan, y cómo van cambiando de forma y de posición dentro del giro dentado. Ese proceso de maduración comparte varias características con las descritas en otras especies de mamíferos», añade Llorens-Martín.

Artículo extraído Fuente: Redacción Médica


 

Volver
Volver

Una Escuela ‘Reggae’ para los alumnos más especiales en Kenia.

El 90% de los estudiantes con discapacidad en Kenia no recibe una educación adaptada. Un cantante ha abierto una escuela inclusiva en la aldea de Kabondo para acabar con el estigma.
A Baba Gurston le habría gustado tener un profesor que entendiese lo que es correr para quien no puede caminar. Uno que susurrase lecciones a los oídos a los que les cuesta escuchar. En realidad, a Baba Gurston le habría gustado tener un profesor. A él, hasta los diez años no le dejaron ir a la escuela. “Mis músculos eran demasiado débiles para moverme”. Una discapacidad genética quebraba sus pasos: sus brazos eran más largos que sus piernas. Eso, en una aldea de campesinos que cultivan maíz en los cerros que vigilan el lago Victoria, en la Kenia fértil que casi es Uganda, es peor que una plaga. Peor incluso que una maldición.
“Las personas con discapacidad son el grupo más desfavorecido y marginando, los que más discriminación sufren en todos los niveles de la sociedad: una compleja red de problemas económicos y sociales, incluida la desigualdad de género, crean barreras educativas, sociales y económicas. Por tanto, un número desproporcionado de niños y adultos con necesidades especiales no pueden acceder a una educación adecuada y son analfabetos”, resume un informe del propio Gobierno keniano..
Más de 750.000 jóvenes con discapacidad en edad escolar, solo 45.000 (el 6%) están escolarizados y apenas el 2% inscritos en programas adaptados a sus necesidades. Esto supone que alrededor del 90% de los menores con discapacidad o bien permanecen fuera del sistema educativo o acuden a centros sin capacidad para atenderlos.Más allá de las cifras, son jóvenes como Byron que despiden cada mañana a sus hermanos antes de ir a la escuela. Para ellos no hay pizarras ni clases de inglés, solo paredes mudas con las que esconderlos del mundo. Tener ceguera, albinismo o trastorno del espectro autista es un salvoconducto a la marginalidad. “Las familias se sienten estigmatizadas y tienen miedo de mostrar al crío en público”, señalan los expertos gubernamentales.
“Las personas con discapacidad, especialmente los niños, viven en entornos hostiles donde su seguridad está comprometida y su futuro en peligro. Permanecen marginados y sin oportunidad de avanzar, sin voz a consecuencia de los prejuicios, la violencia y el abuso social”, concluye el informe gubernamental.
En las cuatro aulas levantadas donde hace dos años solo había pastos no hay distinción posible. Aquí todos los alumnos son iguales. El que tiene el cuerpo envilecido o el que tiene ceguera. En la escuela de Baba Gurston solo hay un lema: Disability is not inability (la discapacidad no es incapacidad). “Por raro que parezca la educación inclusiva favorece principalmente a los niños que no tienen ningún tipo de discapacidad, y ya no solo por todos los valores que promueve sino porque aprenden a sentirse parte de un grupo, reconociendo capacidades dentro de todas nuestras discapacidades, aspecto clave para crecer en el mundo laboral formando equipos”, apunta Ramos.
“La gente cree que la gente con discapacidad no tiene talentos, pero no es cierto, sí los tiene”, señala Gurston. Con 17 años se marchó a Kibera, uno de los mayores slums del África, la ciudad sin nombre inmortalizada por Hollywood en El jardinero fiel. Allí conoció a otros como él. Artistas. De la mano del Kibera Creative Arts puso en marcha un grupo en el que los bailarines con algún tipo de discapacidad eran las estrellas. Fue su primer éxito. Suficiente para aliviar una vida dura: en Kibera no hay vidas que no lo sean. “Para mí lo peor era la distancia que tenía que caminar a diario: era casi una hora y media y eso es mucho para mí”, asegura Baba,
—¿Por qué decidiste volver?
—Un amigo me convenció. A mí no me gustaba la idea de ser profesor, pero empezamos a hablar de educar a niños pequeños…
“No queremos que los niños con discapacidad crezcan aparte, que les digan que son especiales. ¡No hay nadie especial! Queremos que sean como los demás. La principal razón por la que existe la discriminación es porque nos separan, esconden a los niños y eso genera rechazo. Si los niños crecen entre iguales se reconocen en ellos, reconocen que ellos también pueden ser vistos como distintos: así es como pasan a ser uno más”, explica. “No hay nada mejor para potenciar el desarrollo de un niño que con el apoyo del grupo-clase, niños conscientes de que todos tenemos dificultades que con ayuda de los demás son menos dificultades”, concuerda Ramos.
En apenas un año, la escuela en la que todo se aprende a través de la música ha conseguido mucho. Hay todavía retos: ampliar las clases, conseguir una furgoneta con la que recoger a los pequeños que viven más lejos y fondos para poder poner en marcha un comedor, pero el primer paso ya está dado. Después de aprender a caminar, ya solo se puede correr.
Texto adaptado por Cristina Oroz Bajo
Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/07/09/planeta_futuro/1531151350_136446.html
 

Volver
Volver

¿Porqué los niños con TEA no aprenden a hablar?

Puede sonar pretencioso tratar de responder a esta pregunta y realmente lo es. Existen tantas incógnitas en cuanto al Espectro Autista que es muy osado plantear esta pregunta intentando a dibujar un esbozo de qué es lo que realmente ocurre con el desarrollo del lenguaje en este trastorno.
La teoría la tenemos muy clara pero no tanto cuando nos paramos a analizar qué ocurre realmente con el proceso de adquisición del lenguaje en este perfil de niños. Sabemos que se trata de niños con grandes dificultades sociales hiperestimulados por la cantidad de información que reciben de una sencilla interacción social. ¿No es una locura plantear retos en medio de situaciones de estrés, ansiedad en donde el niño no tiene recursos y esperar resultados exitosos?¿Cómo podemos plantear en ese contexto social tan hostil para ellos aprender lo más difícil, social y comunicativo: el lenguaje?
¿Realmente los niños no aprenden lenguaje espontáneamente? Cuantas veces han llegado a consulta niños no verbales “sin lenguaje” que se arrancan a decir colores en inglés, reproducir diálogos de películas animadas, cantar canciones de videos… Ellos naturalmente eligen una fuente de aprendizaje a través de videos, canciones y siempre por repetición. Un medio en el que ellos autónomamente entrenan habilidades lingüísticas que luego se vuelven funcionales socialmente en otros contextos.
Volviendo a la teoría de manual… ¿no son nuestros niños visuales, auditivos, no sociales y con un estilo de aprendizaje por repetición matemático, sistemático y ordenado? Este es el punto de inicio donde nace el Método VICON. Apostamos con valentía y nos focalizamos en este vacío para analizarlo y encontrar no una vía, sino múltiples vías para llegar a desarrollar un método que produzca lenguaje con éxito en casos donde otros métodos se quedaron en el camino. Una herramienta audiovisual, musical e intensiva.
Método VICON utiliza:

  1. La Imagen.
  2. El Video.
  3. La Música.
  4. El Lenguaje de Signos.

Un aspecto esencial es que evita la hiperestimulación visual midiendo las tiempos en sus imágenes, transiciones y en los mensajes verbales y no verbales para que sean claros, concisos y no invasivos. Siguiendo unas fases sistemáticamente jerarquizadas desde la base pasando por todos los estadios de desarrollo de lenguaje hasta las habilidades conversacionales más complejas guiando al niño visualmente con técnicas específicamente diseñadas para que desarrolle el lenguaje autónoma y funcionalmente de una manera espontánea e individualizada.

Si ellos ni pueden aprender de la manera en que les enseñamos
nosotros enseñaremos de la manera en que ellos puedan aprender.
(O. I. Lovaas)

Cristina Oroz Bajo

Cofundadora del Método VICON


 

Volver
Volver

Autismo_Factores relacionales en Musicoterapia

 
Autismo: factores relacionales en Musicoterapia (ScienceDaily)

Puede que no sorprenda que las buenas relaciones generen buenos resultados, ya que las experiencias relacionales significativas son cruciales para todos nosotros en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, el desarrollo de una relación con un niño con autismo puede verse afectado debido al nivel de síntomas que interfieren con el desarrollo típico de las habilidades emocionales y sociales.
En un nuevo estudio, los investigadores de GAMUT, Uni Research Health y la Universidad de Bergen, podrían mostrar que la calidad de la relación terapéutica predice cambios generalizados en las habilidades sociales en niños diagnosticados con una condición del espectro autista (ASC).
Este estudio de predicción incluyó a 48 niños de entre 4 y 7 años que recibieron musicoterapia de improvisación semanalmente durante un período de 5 meses. Los resultados relacionados con las habilidades sociales del niño se midieron antes y después del tratamiento. Con base en los videos de la sesión, los investigadores evaluaron la relación entre el niño y el terapeuta.
Los resultados de este estudio muestran una reducción significativa de los síntomas, si se desarrolló una relación en la que el terapeuta se sintonizó emocional y musicalmente con las expresiones del niño. Especialmente una mejora de las habilidades de comunicación y lenguaje se asoció con la calidad de la relación terapéutica.
 
Sintonía como mecanismo de cambio
Los procesos de sintonía entre humanos se describen particularmente para las interacciones tempranas entre los bebés y sus cuidadores. Se ha sugerido que la capacidad del cuidador para sintonizar y sincronizarse con los movimientos, ritmos y afectos del bebé influye en el apego y el desarrollo de la comprensión social. Dentro de estos intercambios musicales armonizados, las experiencias infantiles se experimentan y se comprenden emocionalmente.
En musicoterapia con niños con autismo, los terapeutas intentan transferir los principios de los primeros procesos de interacción al hacer música que se adapta específicamente a los sonidos, movimientos, posturas y afectos del niño. Esto debería permitir momentos de sincronización y sintonización, explica Karin Mössler en Uni Research.
Mössler es el investigador principal del estudio.
 
Niños con autismo infantil  
Centrarse en la sintonía musical y emocional podría ser especialmente importante para los niños con autismo infantil de bajo funcionamiento, ya que podría ser especialmente poderoso cuando se trabaja con procesamiento sensorial, regulación del afecto o desviaciones relacionadas con los movimientos del niño, todos los cuales pueden verse afectados de forma crucial en estos niños. Aunque los resultados primarios de un estudio relacionado que investiga los efectos de la musicoterapia con niños con autismo, no muestran que la musicoterapia funcione mejor que otras terapias, el análisis de subgrupos identificó que los niños con autismo infantil o discapacidad intelectual coexistente mejoran en mayor medida desde musicoterapia que los niños con otro diagnóstico de autismo.
 
Comportamiento estereotípico como recurso
En este sentido, se debe prestar especial atención a las estrategias de intervención que fomentan la relación a través de la sintonía musical y emocional. Estas estrategias deberían ayudar a los terapeutas pero también a los padres de los niños con TEA a sobrellevar el nivel de síntomas del niño, por ejemplo, usando sus movimientos repetitivos o de estereotipo y expresiones afectivas como recurso y punto de partida para la sintonía.
 

 
 
 
 
Texto traducido de:
https://www.sciencedaily.com/releases/2017/11/171106095751.htm

Materials provided by Uni ResearchNote: Content may be edited for style and length.

 
 
 

Volver
Volver

Hablando musicalmente: Autismo, Música y Tecnología.

Con palabras del propio Christopher Blake como hermano de un chico con autismo y su testimonio de cómo encontró en la música una potente herramienta indispensable en la vida de estas personas…
…Crecer con un hermano autista en un hogar musical ha significado que el vínculo entre la música y el autismo ha prevalecido en mi vida y siempre me ha fascinado. Durante mi tiempo estudiando en la Universidad de Glamorgan (ahora la Universidad de Gales del Sur), miré de cerca este enlace, que culminó en mi disertación: «Diseñando Talleres de Música Asistida por Tecnología para Personas con Autismo». Desde que me gradué en 2013, tuve mucha suerte de poner en práctica mis conclusiones, al mismo tiempo que facilité varios talleres de música. Es algo que nunca deja de sorprenderme: el vínculo entre la música y el autismo y la practicidad de la tecnología es increíble. Lo que es aún más sorprendente es que desde que terminé mi investigación en 2013, este vínculo se usa cada vez más cuando se involucra a los participantes autistas en actividades de creación de música. Cuando miro cómo la música, la tecnología y el autismo pueden vincularse para obtener resultados positivos, he encontrado algunas de las siguientes ideas:

  • La tecnología de la música involucra a los participantes a través de la novedad, el interés y el atractivo visual.
  • Ofrece una manera de hacer música sin «notas equivocadas» y puede erradicar fácilmente el miedo a «equivocarse». El uso de iPads, Kaossilators y otra tecnología puede permitir a un participante crear y mantener un ritmo, tocar patrones complejos y más a través de movimientos de mano o desencadenantes.
  • La capacidad de usar tecnología para repetir y repetir fácilmente patrones parece ser muy atractiva, manteniendo las cosas familiares y eliminando cualquier cambio o sonido inesperado.
  • La tecnología se puede adaptar y controlar para adaptarse a cada individuo. El autismo es un espectro y ninguna persona es igual: la tecnología te permite adaptarte a los estilos de aprendizaje y de juego de cada individuo.
  • La tecnología musical puede ayudar a la comunicación, mejorar las habilidades sociales y provocar resultados positivos en sesiones de música grupal.

 
El uso de tecnología que permite a los participantes jugar juntos ha significado que he sido parte de algunos grandes «aprietos» con los participantes que usan tecnología. Si bien esto fue cierto en mis hallazgos para los participantes autistas, estas teorías e ideas casi definitivamente se extienden a mis sesiones de música con todos los participantes, no solo con aquellos con autismo. Es como mi hermano dice en sus charlas sobre autismo «seguro que enfrentaré algunos de los desafíos debido a mi autismo, pero apuesto a que todos a menudo enfrentan los mismos desafíos como estar estresados ​​por algo que cambia inesperadamente o ruidos y sentimientos que te molestan».
 
Usar la tecnología con mi hermano durante mis estudios universitarios demostró que el uso de la tecnología en actividades musicales con participantes autistas podría ser atractivo, motivador y exitoso. A través de la observación de los participantes autistas, la facilidad y el acceso de algunos dispositivos tecnológicos mostraron que los resultados positivos podrían lograrse casi instantáneamente dentro de las sesiones. Las interfaces visuales multisensoriales de los dispositivos también demostraron ser populares en ambas sesiones con los participantes y sesiones separadas citadas por los entrevistados. «Diseñando Talleres de Música Asistida por Tecnología para Personas con Autismo» Simon Parton, 2013 Al observar otros estudios y organizaciones, es realmente alentador ver la aparición de tantos instrumentos nuevos, las técnicas y tecnologías que se están adaptando y el uso general de la música y el autismo que se utilizan y muestran cada vez más. Nuevos instrumentos como Skoog demuestran cómo la tecnología se puede utilizar para involucrar a los creadores de música autista. El Dr. John Biddulph comparte su experiencia con Skoog y los participantes autistas en la publicación de Benjaman Schögler (2016) en el sitio web de Skoog: «Un dispositivo que controla MIDI a través de una interfaz que se parece más a ti y no a varios años. tu técnica en ella: milagrosa «.
 
El fantástico instrumento de Kenneth Tay, Synchrony, ha sido diseñado simplemente como «un instrumento terapéutico diseñado para ayudar a padres y niños con autismo a desarrollar intimidad y promover el entendimiento mutuo a través del juego de música improvisada». Compañías como Drake Music y Community Music Wales están constantemente rompiendo límites con el uso de la tecnología en las sesiones y talleres de música comunitaria. Al piratear la tecnología (como los controladores de juegos que pueden ser familiares para los participantes o la tecnología existente, como iPads y hardware) puede aumentar la participación, el compromiso y la accesibilidad. Hiller et al. (2015) también descubrieron que el uso de las tecnologías de pantalla táctil aumentaba el compromiso, las interacciones sociales y la disminución del estrés y la ansiedad. En un fantástico artículo breve de Christopher Blake (2016) titulado acertadamente
 
 «¿Por qué no todos hablan de música y autismo?», Afirma:   «¿Piensas en la música como propiedad del musicoterapeuta que entra una vez a la semana? ¿Qué pasa si es algo más grande para muchas personas con autismo, algo que conecta muy profundamente? ¿Podría ser una herramienta para muchos de nosotros para usar, ayudando a la conexión, la comunicación, la motivación en nuestras variadas disciplinas? ¡Quizás ya lo hagas! Mi vida, trabajo y estudio de los últimos 13 años me llevan a creer que podría ser y a preguntarme por qué no todos estamos hablando de eso. »                                          
«¿Por qué no todos hablan de música y autismo?» Christopher Blake, 2016
 
Una de las cosas más inspiradoras que me he encontrado recientemente es un informe americano sobre cómo los estudiantes con autismo hacen música con iPads. Adam Goldberg es un pianista clásico que enseña música en una escuela en Queens, Nueva York y después de luchar para involucrar a los alumnos con autismo en la música con instrumentos tradicionales, recurrió a la tecnología y comenzó a usar iPads. Esto ha llevado a resultados increíbles y a la creación de una nueva banda escolar que ha permitido la expresión, la comunicación y la creatividad. En las propias palabras de Goldberg, él dice: «He visto lo lejos que han llegado, puedo ver lo que hay en su corazón, ya sabes, musicalmente hablando puedo ver lo que hay allí y puedo oírlo».
 
Cuando trabajo con participantes autistas, descubrí que no solo las aplicaciones de música para iPad son increíblemente compatibles, sino que también son muy útiles los dispositivos diseñados para productores, músicos y DJ. Kaossilators, samplers (uso un Roland SP404 cargado con sonidos y muestras), sintetizadores (me encanta usar mi Teenage Engineering OP-1) y cajas de ritmos. Me encanta usar la tecnología en todos los aspectos de la actividad musical: en la composición, la enseñanza, la producción y la promoción de la participación en la música. Me encanta decirle a la gente que descargue aplicaciones de música en sus teléfonos y iPads para probarse a sí mismos que la creación musical y la creatividad no son difíciles ni imposibles.
 
Involucrar a los participantes con tecnología musical, utilizando la aplicación para iPad iKaossilator & Logic Pro X. Lo mejor de la tecnología es que hace que la música sea accesible para todos. Para todos los orígenes, todas las habilidades y todas las edades, la tecnología se puede utilizar para ser creativo y hacer música. Hace que sea divertido, atractivo y alienta a los participantes a superar los límites, eliminar barreras y aumentar los resultados positivos, no solo para los participantes autistas sino para todos…
 
Traducido y adaptado por Cristina Oroz Bajo:
https://www.simonpartonmusic.com/blog/2018/1/16/musically-speaking-autism-music-technology

 
 
 
 
Referencias:
Blake, C. 2016. Why isn’t everyone talking about music and autism? Accessed 14 January 2018 <http://network.autism.org.uk/sites/default/files/ckfinder/files/Blake%2C%20Christopher.pdf>
Hiller, A., Greher, G., Qeenan, A., Marshall, S. and Kopec, J. 2015. Music, technology and adolescents with autism spectrum disorders: The effectiveness of the touch screen interface. Music Education Research Vol 18 – Issue 3 pages 269-282
Parton, S. 2013. Designing Technology Assisted Music Workshops for People with Autism.
Schögler, B. 2016. Autism, music therapy and the scope of Skoog – Dr John Biddulph. Accessed 14 January 2018 <http://skoogmusic.com/blog/autism-music-therapy-and-the-scope-of-skoog-dr-john-biddulph/>
Students with autism make music with iPads, online video, accessed 13 January 2018 <https://www.youtube.com/watch?v=Q6uiB88-T-w>
Tay, K. Synchrony. Accessed 15 January 2018. <http://kennethtay.com/synchrony>

Volver
Volver

La Musicoterapia ayuda a hablar a un niño con autismo.

 
La musicoterapia tiene el poder de ayudar y curar a las personas en todos los ámbitos de la vida. Algunas veces es necesario darle un impulso mental, físico o emocional a alguien. Para un joven que vive en Austin, la música lo ha ayudado a aprender a comunicarse y a encontrar su voz como nunca antes.  Nicole Bowen ha vivido en Austin por más de 25 años. Se dio cuenta de que después de vivir en el centro de Texas por un tiempo, quería agregar a alguien a su familia. «Yo quería un hijo, pero no estaba casado», dijo Bowen. «Y hay muchos niños que necesitan un hogar». Casualmente, la madre de Bowen, Cynthia Bowen, también se había mudado a Austin por la misma época y estaba criando a un niño cuando Nicole Bowen se sintió motivada para adoptar. Ese joven era Briston Bowen, alguien que mostró interés en la música desde el principio de la vida. «Siempre ha sentido afinidad por la música y su amor por la música», dijo Cynthia Bowen. Entonces, fue una decisión fácil para Nicole Bowen traer a Briston Bowen a su familia para siempre. «Mi madre dijo: ‘Te llevarás a Briston’, y rápidamente dije: ‘vale, suena bien'», dijo Nicole Bowen con una sonrisa. Si bien Briston Bowen tiene un gran interés en la música, también tiene algo más: autismo. «No hizo muchas cosas socialmente», dijo Nicole Bowen. «Realmente no estaba hablando y expresando sus sentimientos». Queriendo ayudarlo a superar este obstáculo de la comunicación, Nicole Bowen comenzó a investigar y tratar de descubrir qué programas o terapias podrían ayudar. Como ya se había conectado con la música de forma natural, la musicoterapia se convirtió en una opción en la que comenzó a mirar.
«Hubo un tiempo en que ni siquiera quería salir», dijo Nicole Bowen. «Sabía que teníamos que probar algo». Aquí es cuando la musicoterapeuta Meredith Hamons entró en escena y ayudó a Briston a abrirse. Hamons es el fundador y director clínico de North Austin Music Therapy, un centro de tratamiento que ofrece musicoterapia para personas mayores, personas con autismo y otros trastornos del desarrollo y desarrollo de la primera infancia.
«Los musicoterapeutas pueden trabajar con todo tipo de personas», dijo Hamons. «La música es la única entrada sensorial que se procesa en todas las áreas de tu cerebro, al mismo tiempo». Hamons y su organización ofrecen sesiones individuales y grupales, según lo que el cliente más necesita. «Todo lo que hacemos es música, pero el objetivo final no es que el cliente sea bueno para tocar la batería o cualquier otro instrumento», dijo. «En definitiva, la musicoterapia es el uso de la música para lograr objetivos no musicales».
Cuando Hamons comenzó a trabajar con Briston Bowen, incluso cuando todavía dudaba en hablar o incluso hablar con ella, Hamons dijo que podía decir que era natural. «Cuando comenzamos, era realmente evidente que tenía un talento musical increíble», dijo Hamons. «Empezó a ser capaz de completar más y más pensamientos e ideas mientras trabajábamos juntos». A través de parte del trabajo de Hamons, ella había creado canciones que alentaban a Briston Bowen a completar ciertas partes y a hablar cantando o hablando. Lo que está haciendo esto es darle a Briston Bowen una manera única de descubrir cómo hablar. «Una forma de describir la musicoterapia es como si estuvieras tratando de conducir hasta la tienda de comestibles, y si vas en coche a la tienda de comestibles, realmente no te importa cómo llegas allí. Vas a conducir allí. Si un camino está cerrado o un camino está obstruido por el tráfico, simplemente tomará una ruta alternativa y continuará con su día.Con la musicoterapia, neurológicamente, le estamos dando a alguien como Briston una forma diferente de lograr la misma tarea «. El Dr. Bob Duke es el director de Música y Aprendizaje Humano de la Escuela de Música Butler de la Universidad de Texas. Dijo que la forma en que la música está estructurada y memorizada puede ayudar a iniciar la comunicación. «La idea de que puedas hacer algo de esto con la música ahora crea una dimensión de expresión diferente», dijo Duke.
«La música involucra gran parte del cerebro. Tiene un componente de percepción. Tiene un componente motor, tiene un componente emocional, parece un poco mágico cuando piensas en la forma en que la música realmente afecta a los seres humanos». Magia o no, la familia de Briston Bowen ahora puede ver y escuchar la diferencia de cuando era mucho más joven. «Ahora, él está hablando mucho», dijo Nicole Bowen. «La musicoterapia ha sido una bendición para él». Briston Bowen también amplió los instrumentos que puede tocar, que incluyen piano, marimba, tambores, quads, tamborine y platillos. «No tenemos idea de cuál es el potencial de Briston», dijo Cynthia Bowen. «Verlo a él, junto con la música, el progreso y poder controlar sus emociones ha sido maravilloso». La terapia musical no solo ayudó a Briston Bowen a comunicarse a través de sus palabras e instrumentos, Nicole Bowen dijo que está interactuando mucho más con las personas fuera de su hogar y haciendo muchos amigos de la banda también.
 
Traducido por Cristina Oroz Bajo de: https://www.kvue.com/article/news/local/music-and-the-mind-part-3-music-therapy-helps-an-austin-boy-with-autism-speak/269-575071875

Volver
Volver

Musicoterapia en el Hospital Pediátrico

La realidad que encontramos en hospitales pediátricos tiene un entramado de muchas variables por un lado la situación de las familias, que se sienten desbordadas ante el ingreso hospitalario de su hijo, y los niños que viven muchas experiencias que pueden conllevar dolor y sufrimiento. Los pacientes de pediatría, especialmente los más pequeños, no tienen la madurez emocional necesaria para comprender, asimilar y manejar todo lo que les está sucediendo.

Los objetivos de trabajo son dos, principalmente:

  1. Reducir la ansiedad y el estrés en niños y familiares facilitando la expresión emocional y promoviendo cambios positivos en los estados de humor.

  2. Reducir la percepción del dolor.

Trabajamos con música en vivo basándonos en las investigaciones que avalan esta metodología. Las técnicas de intervención que usamos son la audición musical en vivo, el trabajo con repertorio de canciones e improvisación musical.

Musicoterapia es la intervención clínica utilizando la música para conseguir objetivos terapéuticos por un profesional titulado. Es una profesión de la salud estable que utiliza la música y la relación terapéutica para el tratamiento de las funciones físico, psicológico, cognitivo, emocionales y sociales del paciente. Hay estudios realizados con resultados muy favorables cuando las intervenciones son dirigidas a reducir el dolor, la ansiedad y la depresión. La Musicoterapia es particularmente adaptativa a todas las condiciones humanas. La música tiene la capacidad de energetizar o relajar, facilitar el pensamiento o distraer nuestra atención. Nos ayuda a contactar con la realidad o a facilitar espacios para desarrollar la creatividad y la fantasía. Las sesiones de musicoterapia promueven la expresión emocional dotando de sentido las circunstancias personales del individuo. En España la disciplina está en el comienzo de su proliferación, en un principio demostrando sus posibilidades al personal sanitario y realizando investigaciones para su consolidación. Actualmente trabajan distintos equipos de musicoterapeutas en hospitales de Barcelona y Madrid con adultos y niños en diferentes servicios.

Contexto hospitalario

La situación de las familias en el hospital es compleja, y cada familia lo vive de manera diferente. Pero es una realidad y un aspecto común que ante la situación de ingreso hospitalario de un niño, los padres se sienten desbordados. Los padres se turnan para poder estar con su hijo, y reciben apoyo de familiares, amigos y asociaciones. En el momento de la hospitalización centran toda su energía en su hijo enfermo. La familia entera entra en crisis y se desarrollan cambios en toda su estructura: en los hermanos, los padres, los abuelos y en el niño hospitalizado. La crisis se sustenta en el miedo, la ansiedad y la impotencia que todos acarrean ante una situación que no manejan, en la que intervienen poco de forma activa y que, en definitiva, les desborda. Están en un espacio de donde creen que ellos no pueden hacer nada, porque no son médicos, ni enfermeras, y no poseen conocimientos de lo que le está pasando a su hijo, ni saben que es lo que le puede pasar. ¿Cómo pueden salir airosos de esta situación que les provoca sentimiento de culpabilidad, ansiedad y miedo…. sin saber muy bien como acercarse a sus hijos?

Así mismo, los niños también experimentan todo esto además de la sensación de soledad debido al aislamiento social normalizado. Además, están viviendo en un ambiente que no le es familiar, que no es confortable, donde viven muchas experiencias que pueden conllevar dolor y sufrimiento. Cirugía, estancia en UCI, sala de aislamiento, rehabilitación, toma de medicación, curas, idas y venidas del personal sanitario … Continuo bombardeo de estímulos sensoriales y zonas totalmente mecanizadas donde los niños son sujetos pasivos de su proceso curativo. Los niños, especialmente los más pequeños, no tienen la madurez emocional necesaria para comprender, asimilar y manejar todo lo que les está sucediendo y les rodea. Existe mucha documentación que muestra que la hospitalización es uno de los aspectos más estresantes que un niño puede experimentar. (Langford, 1961; Belmont, 1970; Menke, 1981; Froehlich, 1984, en Dun 1995). Para el niño hospitalizado, la musicoterapia puede ser una alternativa de comunicación, ya que le da la oportunidad de expresar sus emociones sin necesidad, en principio, de ponerle palabras. En ocasiones, es difícil para un niño explicar cómo está siendo su experiencia, especialmente para los más pequeños ya que sus habilidades lingüísticas todavía no están desarrolladas. (Mc Donnell, 1984 en Dun 1995). Existen estudios que indican que los bebés por debajo de los tres meses muestran síntomas de angustia cuando son separados de su madre. La separación en niños de 6 meses puede producir estados de sufrimiento o llanto continuado (Petrillo and Sanger, 1980 en Marley, 1984). Niños pequeños entre 1 y 3 años muestran una gran cantidad de estrés durante la separación. En esta edad, la dependencia de la madre es muy fuerte. Su mayor miedo es poder ser abandonados. (Petrillo and Sanger, 1980 en Marley 1984).

Las sesiones de Musicoterapia brindan una experiencia a niños y familiares que ayuda a normalizar y familiarizarse con el ambiente hospitalario tan extraño y, en ocasiones, tan hostil. La experiencia con la música les da la oportunidad de tener contacto con situaciones que no están relacionadas con el mundo hospitalario, dando una estimulación positiva y sensación de seguridad porque son parte activa de algo: cantan, tocan instrumentos, o se mueven al ritmo de la música.

Una vez que somos conscientes de todas la variables cognitivas, físicas y emocionales que rodean a los niños y familiares en el ambiente hospitalario, podemos hacer una planificación de objetivos cara a realizar la intervención con Musicoterapia.

Objetivos de trabajo

  1. Reducir la ansiedad y el estrés en niños y familiares facilitando la expresión emocional y promoviendo cambios positivos en los estados de humor.

Muchos padres expresan la sensación de no poder servir de ayuda, o de no poder hacer nada por sus hijos. El personal sanitario está tratando a sus hijos mientras ellos, los que mejor los conocen , no pueden ayudar en nada. Por ello, es importante hacer participar a los padres en las sesiones de Musicoterapia. Para atender a los niños que no pueden hablar con el musicoterapeuta, se les pregunta a los padres cuáles son sus canciones favoritas, que música escuchan en casa, y se les invita a unirse a la sesión. Ante la invitación suelen responder, habitualmente, de forma afirmativa. Por una parte, les ayuda a sentirse útiles haciendo algo positivo por su hijo de forma activa. Además, se les da la oportunidad de interactuar con su hijo de una manera distinta a la habitual en un ambiente de hospitalización. La creatividad, el juego, y la música activan mecanismos que ayudan a paliar la situación de estrés y ansiedad en la que están inmersos.

“La Musicoterapia ha sido usada con niños hospitalizados para ofrecer alivio y seguridad y ofrecer un sentido de normalidad a los pacientes y sus familias. Puede ser también de gran ayuda para reducir el estrés de la familia y de los pacientes” (Bailey, 1986, en Dun 1995)

“Escuchar sus preferencias musicales ha demostrados ser efectiva en la reducción de estrés y el incremento de la relajación en un estudio realizado donde el principal estímulo era la audición musical” (Davis and Thaut, 1989, en Dun 1995)

Además, la reducción de la ansiedad ayuda a la sensación de tener más control sobre la situación.

  2. Reducir la percepción del dolor

Los factores que afectan en la percepción del dolor según Wepman son los siguientes:

Factores cognitivos: esperanzas positivas o negativas del dolor y sentimientos de control o impotencia.

Factores emocionales: la ansiedad y la “vigilancia”, que es un mecanismo se supervivencia íntimamente ligado con la ansiedad y que provoca un aumento de la percepción de los estímulos.

Factores simbólicos: Juegan un papel importante en la percepción del dolor, cuando el dolor tiene connotaciones simbólicas especiales.

Se podría afirmar que el umbral del dolor depende en gran medida del estado anímico y emocional del paciente. Sobre estos factores es sobre los que se basan las investigaciones y los tratamientos en musicoterapia. La música se puede utilizar para reducir la percepción del dolor como foco activo de atención o distracción utilizando estímulos musicales ambientales positivos.

“Al utilizar un estímulo musical durante una intervención médica se reduce significativamente la percepción del dolor distrayendo al paciente hacia el estímulo musical.” (Malone, 1996)

La estimulación a través del sonido como forma de controlar el dolor se usa en diferentes ámbitos hospitalarios. Se conoce como “audioanalgesia” al uso de la música como analgesia efectiva del dolor. Se ha constatado su eficacia en operaciones dentales y, actualmente, se está comprobando su eficacia en otros ámbitos. (Gadner et al. 1960).

“El efecto beneficioso de la música fue observado con niños durante el período postoperatorio de cirugía de corazón, en el pulso cardiaco, la capacidad pulmonar y en la reducción del dolor (usando la escala de dolor facial). Sin embargo son necesarios los estudios en mayor profundidad” (Hatem et al. 2006)

El estímulo musical envolvente afín a los gustos del niño hace que el umbral del dolor varíe, generando un ambiente de calma y más distendido durante la intervención, facilitando, además, el trabajo del personal sanitario. De esta manera, y siempre que el personal sanitario nos lo solicite, hemos acompañado musicalmente durante la retirada catéter y vías intravenosas, curas, así como la realización de diferentes procedimientos de enfermería. A través de la música se crea un clima diferente al habitual donde la música es el medio de expresión y canalización del dolor.

Trabajo en la planta

Fase preliminar

Información de casos en control de enfermería: El trabajo de los musicoterapeutas está siendo apoyado por el personal hospitalario y los responsables del servicio de cardiología pediátrica. Esto facilita el trabajo y hace que sea más fácil y efectivo.

Al llegar a la planta se reúnen con las enfermeras que puedan atendernos en ese momento y nos cuentan cómo es la situación ese día. Se informa de los niños ingresados y su estado, nuevas altas y/o bajas y nos indican cuales son los candidatos ideales para tratar con Musicoterapia ese día. Normalmente se da prioridad a los siguientes casos:

Niños menores de dos años.

Niños hospitalizados de larga estancia y que han pasado por el procedimiento de Fontan.

Niños que acaban de subir de UCI o van a bajar a quirófano.

Niños que padecen síndrome de abstinencia.

Niños que van a tener en esa tarde una intervención concreta: realizarles una cura cambio de vía, retirar catéter…

Niños con síntomas de decaimiento, nerviosismo, ansiedad o depresión.

Registramos la información en unas fichas reservando en el anonimato los datos personales del paciente:

La edad y el sexo.

Motivo de la intervención: Nerviosismo, falta de sueño, S.A., decaimiento…

Situación actual en la que se encuentra el paciente: antes o después de una intervención, si están acompañados, larga o corta estancia, etc.…

Información a las familias y consentimiento informado: A cada una de las familias a las que se va a atender se les explica en qué consiste nuestro trabajo, cuáles son los objetivos concretos que queremos conseguir con la intervención y cómo lo vamos a hacer. Se resuelven las posibles dudas y los familiares deciden si quieren que entremos o no. Si la respuesta es afirmativa deberán firmar un consentimiento informado que se archivará junto a la documentación de la intervención como las fichas de supervisión y de constantes vitales.

Antes de comenzar la sesión, se habla con el niño brevemente si tiene leguaje, para hacer una evaluación previa de sus facultades físicas y mentales. También con los familiares y les preguntamos si quieren hacer musicalmente algo en especial: alguna canción concreta, algún estilo, etc. Se nos han dado diferentes situaciones en este sentido como por ejemplo niños que estudian un instrumento musical, otro joven apasionado del flamenco y que estudiaba guitarra, padres aficionados a la música clásica y, por supuesto, los éxitos del momento.

Desarrollo de la sesión

Con toda la información recogida anteriormente a nivel médico, psicológico y, teniendo en cuenta, el momento concreto que están viviendo el niño y la familia, se decide qué creemos que está necesitando el paciente y cual es la mejor intervención a realizar:

Instrumentación de canciones.

Improvisaciones instrumentales: melódicas o de percusión.

Improvisaciones vocales: con o sin texto.

Canciones concretas.

Actividades que impliquen el movimiento o la expresión corporal.

Música para inducir al sueño.

Creación de canciones.

Relajación musical, etc.

Durante el desarrollo de la sesión se está pendiente del monitor por si hubiera cambios significativos en las constantes del paciente que debieran después ser registradas o evaluadas.

Recogida de información y supervisión

Después de cada intervención se realiza la evaluación de la sesión completando dos fichas. Una médica y otra específica de musicoterapia y forma de actuación del paciente. En la ficha médica tenemos en cuenta sobre todo la frecuencia cardiaca y respiratoria, y la saturación de oxígeno. Se anotan los valores antes y después de la intervención. En la ficha de musicoterapia anotamos las actividades que hemos realizado y describimos cómo ha sido musicalmente la sesión y la respuesta del paciente: Tonalidad, escalas, tempo, ritmo, dinámicas, etc. y cómo ha afectado en el cambio de humor, emoción, relajación o activación del paciente. Todo queda registrado y archivado.

Técnicas musicoterapéuticas

Importancia de la música en vivo: La música en vivo puede adecuarse al momento presente y adaptarse de forma inmediata a lo que está sucediendo en ese momento, al ritmo de cada niño o del grupo que participa en la sesión. Esto permite que el impacto sonoro sea más rico y que todos los participantes puedan acceder a la música sea cual sea su ritmo interno, su tonalidad y la realidad física y/o cognitiva que le acompañe. En Musicoterapia, la prioridad es poder guiar las necesidades y los problemas del paciente a través de la música. De esta manera, la música es seleccionada o creada por su relevancia clínica, utilidad y atracción para el sujeto (Patxi del Campo, 2000). Además, la calidad musical, favorece la participación creando vivencias y experiencias creativas y gratificantes.

En el ámbito hospitalario se trabaja con música en vivo en vez de con música grabada basándonos en las investigaciones que avalan esta metodología. En ellas se comparan valores como ansiedad, vigor, tensión, fatiga, etc. antes y después de una sesión de Musicoterapia con música grabada o con música en vivo. Los cambios en estos valores son mucho más significativos, cuando la sesión es con música en directo.

Con la Música en vivo, el Musicoterapeuta puede interaccionar con el paciente, siendo consciente al instante de cada cambio que se da en él. Este feedback constante nos sirve para ir incorporando los cambios necesarios que sean de utilidad para alcanzar el objetivo propuesto.

Técnicas utilizadas

Improvisación musical: Hablando en términos musicales, improvisar se define como el arte de crear música de manera espontánea mientras se toca, más que como ejecutar una composición ya escrita. La improvisación como técnica se utiliza en diferentes marcos clínicos, entre ellos la hospitalaria. La improvisación es una técnica activa, donde el paciente y el terapeuta tocan juntos. Aunque la audición musical tiene beneficios clínicos, el hacer música de manera activa e improvisada implica la atención del niño, le lleva a comprometerse de manera activa y personal, y le permite la expresión emocional de una manera artística – creativa (Kenneth Bruscia, 1999). La flexibilidad de la improvisación no exige tener aptitudes musicales para participar, por lo que no está limitado a ningún grupo de edad ni a ningún nivel de desarrollo.(Kenneth Bruscia, 1999).

Audición Musical en vivo: En esta técnica, el paciente juega un papel pasivo, ya que no implica una actuación concreta. No toca instrumentos ni canta, sino que desempeña un papel más receptivo. Los musicoterapeutas tocan o cantan recogiendo el clima del momento presente y conduciendo la actividad musical. La audición musical puede ser muy efectiva como guía para la relajación o inducir al sueño. Se evalúan las preferencias del paciente y su entorno sonoro habitual (preferencias o hábitos musicales familiares), su edad, etc. Y se escoge la música que promueva la relajación. Por ejemplo, una pulsación constante y lenta, acordes o notas largas y predecibles en estructura y forma, puede promover una respiración pausada y profunda.

Se utilizan muy diferentes estilos y estructuras musicales. Intentando tener un abanico de posibilidades que sea lo más amplio y variado posible para poder acceder a cualquier tipo de persona sea cual sea su procedencia, edad, condición social, capacidades o patología, etc. Dependerá de cada sesión concreta que utilicemos música estimulante o sedante, triste o alegre, basada en tonos agudos o graves, tonos menores o mayores, estilos variados desde el jazz, flamenco, pop, clásico, etc. desde temas antiguos hasta los éxitos más actuales. La elección dentro de este crisol dependerá de lo que el paciente necesite en ese momento y de cual sea el objetivo a alcanzar.

Bibliografía

Betés del Toro, M., et al. (2000): “Fundamentos de musicoterapia”. Morata.

Bruscia K. (1999): “Modelos de improvisación en musicoterapia”. Vitoria: Agruparte.

Egfeller, K., B. Davis, W., Thaut, M. (2000): “Introducción a la musicoterapia teoría y práctica”. Boileau.

Thayer Gaston, E., et al. (1989): “Tratado de musicoterapia”. Paidós.

Yoshiko, F. (2006): “Musicoterapia para el asma”. Arte y Proceso.

Beth Dun (1995): “A Different Beat: Music Therapy in Children´s Cardic Care”. Royal Children´s Hospital, Melbourne, Australia. Music Therapy Perspectives, vol.13, (35 – 39)

Collen A. Lorch, Vochien Lorch, Allan O. Diefendorf, Patricia W. Earl (1994): “Effect of Stimulative and Sedative Music on Systolic Blood Pressure, Heart Rate, and Respiratory Rate in Premature Infants”. University of Tennessee Medical Center Knoxville. Journal of Music therapy, XXXI (2), (106 – 118).

Driskell Chetta, H. (1981): “The Effect of Music and Desensitization on Preoperative Anxiety in Children”. The Florida State University. The Journal of Music Therapy, XVIII (2), (74 – 87)

Gardner, W.J., Licklider, J.C.R., & Weisz, A.Z. (1960): “Suppression of pain by sound”. Science, 132, (32-33).

Malone, A. B. (1996): “ The effects of live music on the distress of pediatric patients receiving intravenous starts, venipunctures, injections, and heel sticks”. Florida State University. Journal of Music Therapy, 33(1), 19-33.

Mangeil Bailey, L. (1983): ”The Effects of Live Music versus Tape-Recorded”. Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. Music Therapy; The Journal of the American Association of Music Therapy VOL. 3, No 1, (17 – 28).

Marley, Linda S. (1984): “The Use of Music with Hospitalized Infants and Toddlers: A Descriptive Study”. Miller Children´s Hospital, Long Beach. Journal of Music Therapy, XXI (3),(126 – 132).

Thamine P. Hatem, Pedro I.C. Lira, Sandra S. Mattos (2006): “The Therapeutic Effects of music in Children following cardiac surgery”. Journal de Pediatria. (Rio, J.) 84 (3), (186 – 92)

Sheri L. Robb, Ray J. Nichols, Randi L. Rutan, Bonie L. Bishop, Jayce C. Parker (1995): “The Effects of Music Assisted Relaxation on Preoperative Anxiety”. Shrinars Burns Institute, Galveston, Texas. Journal of Music Therapy, XXXII (1), (2 – 21)

“World Federation of Music Therapy. Definition of Music Therapy”. www.musictherapyworld.de (20 Enero 2003).

 
Texto revisado y adaptado por Cristina Oroz Bajo
Documentación original en MUSA
Firma-2header_logo

Volver