Volver

¿Qué patologías atiende el Método VICON?

Sabemos que el método está probado en el Trastorno de Espectro Autista (TEA), pero a parte de su aplicacion en el autismo… ¿A qué otros síndromes, trastornos y dificultades puede beneficiar?

El Método VICON es más que un programa de aprendizaje infantil paso a paso pero tiene la particularidad de que está centrado en habilidades cognitivas que no logran desarrollarse naturalmente y que imposibilitan el desarrollo natural del niño en todas las áreas de aprendizaje. Estas destrezas cognitivas son la motivación, la atención y la imitación.

El equipo de profesionales que hay detrás del Método, con su gran experiencia profesional en el tratamiento integral del niño con necesidades educativas especiales tiene el convencimiento que en primera instancia las dificultades que encontramos a nivel de desarrollo se deben a la falta de motivación, después a una falta de desarrollo de habilidades atencionales y, por último, al correcto desarrollo de destrezas de imitación que están presentes en una multitud de cuadros diagnósticos

Actualmente nos encontramos, tratándose dentro del programa a niños con:

  • Trastornos del Espectro Autista (TEA)
  • Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD)
  • Trastornos de Aprendizaje No Verbal
  • Síndrome de Down
  • Dislalias 
  • Trastornos Específicos del Lenguaje expresivo y mixto
  • Síndrome de Phelan Mc Dermid
  • Síndrome de SanFilippo
  • Síndrome de Rubinstein y Taybi
  • Hiposcusia y déficits auditivos
  • TDAH 
  • Hipotonías
  • Parálisis Cerebral
  • Retraso madurativos 
  • Síndrome Nicolaides Baraitser 
  • Esclerosis Tuberosa
  • Síndrome ADNP
  • Síndrome de West
  • Apraxia del habla infantil

La verdad es que la aplicación es muy variada pero lo más importante es el impacto de cada niño en particular. Por ello, es muy importante la fase de prueba de 3 semanas, donde podemos determinar, juntos, el verdadero impacto en cada niño, tenga el diagnóstico que tenga, incluso teniendo en cuenta que muchos niños no tienen diagnóstico pero ya comienzan a tener sintomatología de retraso en su desarrollo y dificultades significativas en las áreas de aprendizaje, lenguaje y comunicación.

Para cualquier consulta acudan a www.metodovicon.com o escríbannos directamente a info@metodovicon.com estaremos encantados de compartir el feedback de esta maravillosa herramienta para el beneficio de todos sus pacientes.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

¿Por qué utilizar Método VICON dentro de mi Terapia?

Soy terapeuta infantil, logopeda, fonoaudiólogo, psicólogo… ¿Por qué utilizar Método VICON dentro de mis sesiones? ¿En qué beneficia esta herramienta a mi práctica y a la evolución de mis pacientes?

Comenzamos con un conjunto de artículos para conocer cómo implementamos el Método con nuestros profesionales, como herramienta terapéutica dentro de la sesión y con nuestras familias, en una misma dirección orientada al tratamiento infanto-juvenil en el ámbito psicológico y pedagógico y de atención temprana. 

El Método VICON ha sido diseñado también como herramienta de uso profesional. Una herramienta que se introduce dentro del entorno familiar provocando varios cambios:

  1. Potencia nuestras sesiones: la estimulación constante que produce el método entre sesión y sesión hace que nuestras sesiones se enriquezcan con nuevos retos terapéuticos a los que atender. Un niño con indicadores de avance es un niño que requiere de muchísimo seguimiento en generalización de aprendizajes en vivo y eso es una labor profesional innegable.
  2. Implica a la familia: aplicar el método dentro del ámbito familiar hace que tengamos una familia activa, participativa en el proceso de su hijo, nuestro paciente y esa potencia es de suma importancia a nivel profesional. El método enseña pequeñas dinámicas a la familia que son fácilmente reproducibles y generalizables por la familia en un marco de éxito y seguridad que ayuda al compromiso familiar.
  3. Una herramienta motivadora en la sesión: introducir una misma dinámica en casa, en el aula y en la sesión multiplica el trabajo interdisciplinar dando una gran riqueza  a este aprendizaje y cada una de las personas que intervienen en él potencian desde su rol tan específico y complementario el establecimiento de este aprendizaje convirtiéndolo en significativo y generalizado a los ambientes más importantes del niño. 
  4. Consolida el Equipo: Todo este trabajo transversal hace que las dinámicas entre sus protagonistas se vean fortalecidas pudiendo establecer una mejor y más fortalecida comunicación en orden a potenciar, con los recursos de todos, alineamiento de objetivos, técnicas, recursos… dotando de capacidad a cada una de las partes. Puede compararse a cuando en las aulas dejamos que nuestros alumnos vengan en pijama un día de carnaval, o puedan traer su juguete favorito después de navidad… el impacto que tiene a nivel emocional y social en el niño es de suma importancia y aumenta la motivación en todos estos momentos importantes para el niño: en casa, en la sesión y en el aula.

Para cualquier consulta acudan a www.metodovicon.com o escríbannos directamente a info@metodovicon.com estaremos encantados de compartir el feedback de esta maravillosa herramienta para el beneficio de todos sus pacientes.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

¿Eres un Profesor/a y quieres ayudar a tus alumnos con dificultades?

Método VICON para el Aula: profesores y Centros preescolares y de Infantil.

¿Cómo y por qué introducir el programa en las dinámicas escolares?

Dentro del campo profesional la aplicación del método es estrictamente necesaria si queremos reducir esa gran distancia que hay entre nuestros alumnos con necesidades educativas especiales y los niños de su misma edad evolutiva.

Y no hay mejor sitio para hacerlo que en las guarderías de acceso preescolar y en los centros de educación infantil, donde empiezan sus primeros pasos hacia el aprendizaje, y donde se empiezan a instaurar todos estos procesos cognitivos preparatorios para el aprendizaje así como las primeras dinámicas sociales fuera de su entorno familiar.

Si aplicamos el Método VICON de manera preventiva antes de los 2 años nos asegurará que potenciamos todas las habilidades del niño con un buen marco de motivación y que lucharemos por reducir esas diferencias y sintomatologías que todavía no se han presentado para darle al niño la atención temprana necesaria para reducir los efectos del posible trastorno o diagnóstico futuro.

Cuando hablamos de “recuperación”, cuando hablamos de “reducir sintomatología”, cuando hablamos de “calidad de vida” nos estamos refiriendo a este proceso en concreto, a cómo podemos actuar a nivel preventivo en atención temprana para poder acompañar al niño desde sus inicios desde el disfrute, desde el desarrollo cognitivo y desde la capacidad.

Por eso es muy importante darse la mano con todo el profesorado, los maestros de audición en lenguaje, los pedagogos terapéuticos, y todos los acompañantes terapéuticos que hay dentro del aula para poder introducir estas herramientas y que no solamente ayuden el niño en el desarrollo individual de sus capacidades, sino que le ayuden a integrarse lo antes y lo más eficazmente posible en el primer círculo social donde se tiene que manejar con unas habilidades exigentes, con un ambiente rico en estimulación pero complejo y con multitud de procesos que tienen que ponerse en marcha en estas etapas para asegurarnos de que ese niño esté preparado para todo el proceso de aprendizaje y crecimiento que está apunto de comenzar.

Buscamos dentro de las dinámicas del aula, 3 momentos esenciales donde poner el vídeo de manera conjunta y en grupo, convirtiéndolo en un proceso social, conjunto e interactivo para lograr acompañar a todos los niños con dificultades dentro de este grupo.

Se suele recomendar reservar algún visionado extra para estos niños dándoles el empuje que necesitan para poder seguir el ritmo que marca el grupo clase, a la vez que nos aseguramos que la motivación del grupo clase sigue alta y fuerte. Así como dar la oportunidad de complementar el trabajo de estimulación en casa, en familia para darle un “broche de oro” a la fuerza de la estimulación.

Es una herramienta que también pueden utilizar los maestros de audición y lenguaje, logopedas, orientadores, maestros de música, maestros de educación física… cuando muchas veces trabajan 1 a 1 con el niño. 

Una herramienta dentro de un marco social educativo con mucha versatilidad que nos da la llave para el éxito de nuestros alumnos en todo el proceso educativo de manera integral.

Les remitimos a programar su fase de prueba de 3 semanas, donde alinearemos las fuerzas con todo su equipo y el equipo del Método y podemos determinar, juntos, el verdadero impacto en cada niño, tenga el diagnóstico que tenga, incluso teniendo en cuenta que muchos niños no tienen diagnóstico pero ya comienzan a tener sintomatología de retraso en su desarrollo y dificultades significativas en las áreas de aprendizaje, lenguaje y comunicación.

Para cualquier consulta acudan a www.metodovicon.com o escríbannos directamente a info@metodovicon.com estaremos encantados de compartir el feedback de esta maravillosa herramienta para el beneficio de todos sus alumnos.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

¿Porqué y cómo hay que generalizar el aprendizaje en ABA?

El aprendizaje es un proceso a través del cual el ser humano adquiere o modifica sus habilidades, destrezas, conocimientos o conductas. Pareciera que es un proceso sencillo pero se tiñe de aspectos previos como la anticipación, el contacto ocular, la atención sostenida, la motivación

Habreís oído en multitud de ocasiones que se habla de Aprendizaje Significativo. Es el aprendizaje que se integra y modifica, se mantiene en el tiempo y eso tiene que ver mucho con un aspecto que se da dentro del mismo proceso: la generalización. La generalización es la capacidad de transferir ese aprendizaje a otros ambientes, otras personas, otros objetos… para nosotros es la señal inequívoca de que ese aprendizaje ha sido interiorizado por el niño y modifica sus pasos en la orientación hacia la vida y su entorno.

En la metodología ABA este proceso de generalización tiene un gran peso por que es lo que hace avanzar en la escalera evolutiva y es el punto final del aprendizaje de cualquier habilidad, destreza, conocimiento o conducta. 

Cuando se programa bajo un prisma ABA se generalizan: 

  1. Ambientes: como principales espacios de intervención en la vida de un niño tendremos:
    a. La casa
    b. La escuela
    Pero también podemos hacer intervenciones enotros ambientes que rodean al niño y que pondrán a prueba la consistencia de su aprendizaje: el parque,  el supermercado, en la escuela, en la zapatería… Se le dan herramientas al niño para que todo el aprendizaje y todo el control conductual se mantenga igual en cada ambiente del cual participa.
  2. Espacios: imaginemos dentro de cada uno de esos ambientes que mencionamos los espacios y en consecuencia las diferentes actividades dentro de cada espacio dentro de, por ejemplo: una casa… trabajar en la habitación, en la cocina, en la habitación de los padres, en el pasillo, en el salón… 
  3. Personas: que el niño sea capaz de responder igualmente a cualquier persona de su entorno, su madre, su padre, sus hermanos, profesora, abuelo… cualquier persona de su entorno.
  4. Formatos: también se hacen todo tipo de generalizaciones en cuanto a materiales: nos encontramos por ejemplo, el trabajo sobre material 3D, 2D o en libro. También trabajamos con el formato imagen real, imagen dibujada, abstracta o de forma gráfica.
  5. Disposiciones: qué diferente es una habilidad sentado en mesa, de pie o sentado en el suelo. Toda esta variabilidad le da al niño la oportunidad de mantener estos aprendizajes en cualquier medio en el que se encuentre.

La generalización es el examen más difícil para un niño “típico” imaginemos el esfuerzo de inhibición de estímulos, de habilidad de adaptación, de control de transiciones y de motivación hacia la actividad que tienen que intervenir en cada uno de estos procesos. 

Contarnos como manejan vuestros niños todos estos aspectos, estamos seguros que analizándolos podréis llegar a diagnosticar dificultades, puntos fuertes y otros de ataque en la intervención directa en su generalización de habilidades!!

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

¿Por qué el modelo de intervención ABA es tan eficaz?

La metodología ABA no es magia, es trabajo estructurado, diario y muy pautado en cada uno de los entornos del niño. Cuando hablamos de impacto en la vida del niño, tenemos que tener en cuenta todos los procesos en todas las modalidades de inteligencia que nos encontramos, adaptados a todas las habilidades cognitivas que el niño ha de desarrollar para ser autónomo y feliz a un futuro lo más cercano posible. Es decir, ver indicadores de progreso en el menor tiempo posible.

Pongamos el ejemplo que una persona intenta aprender inglés, durante 45 minutos una hora a la semana.

¿Creemos sinceramente que esta persona aprenderá inglés
de una manera funcional, oral y escrita?

¿Y si a eso se le añade que hay un trastorno o
un déficit de aprendizaje en dicha persona?

Para el aprendizaje de cualquier idioma es necesario lo que se llama una inmersión lingüística, y eso supone una exposición mínima a ese idioma de unas 20 horas semanales.

LA INTENSIDAD

La necesidad de aplicar programas intensivos de intervención en estos niños que además presentan dificultades evolutivas directamente relacionadas con el aprendizaje de todas estas habilidades, confirmamos que los programas puntuales no pueden producen cambios significativos por una falta simple de exposición al aprendizaje de dichas habilidades o destrezas que implican esta evolución.

LA MOTIVACIÓN

Otro aspecto directamente ligado con la intensidad en la intervención es el tema de la motivación. Si establecemos un programa que determina una gran exposición a la intervención durante un largo periodo de tiempo de forma diaria es importantísimo que el niño esté inmerso en un marco de disfrute, que haga que este aprendizaje sea natural, no sólo positivo sino con emoción.

Sin intensidad, un programa con rigurosidad evolutiva y emoción en el aprendizaje no conseguiremos llevar adelante ningún programa intensivo terapéutico que lleve a nuestros niños a un aprendizaje que se mantenga a medio largo plazo y marque un antes y un después en su evolución.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

¿Qué hay detrás de un Programa de intervención ABA?

“Si un niño no puede aprender de la manera en que le enseñamos,
quizás debemos enseñarle de la manera en que pueda aprender.” R.D.

Las siglas ABA corresponden en inglés a «Applied Behavior Analysis», en su traducción al castellano significa «Análisis Aplicado a la Conducta». Este modelo de intervención proviene de los EEUU, de las investigaciones del doctor Ivar Lovaas, en el departamento de Psicología de la Universidad de Los Ángeles-California (1987). El Dr. Ivar Lovaas demostró que las conductas en niños con autismo se podían modificar a través del método ABA. En su estudio demostró que la mayoría de los niños que reciben tratamiento ABA podrían verse beneficiados de forma significativa, incluso perder el diagnóstico después de años de terapia.

Para nosotros el modelo de intervención ABA no es sólo nuestro punto de partida, es el camino que recorremos a través de los videos del Método VICON. Utilizamos este programa terapéutico pautado, evolutivo y probado con un recorrido de más de medio siglo de historia de aplicación en el aprendizaje de los niños con discapacidad, dificultades de aprendizaje y, concretamente, autismo.

Nos encanta esta metodología porque es integral, Trabaja todas las áreas de aprendizaje. Seguimos esta metodología por qué es y nos conduce al éxito, poniendo todo su hincapié en que la labor del terapeuta, los ajustes, las dinámicas que fortalecen este aprendizaje y cómo tienen que acompañar al niño y adaptarse a él en todo momento. 

La evolución de un caso siguiendo una metodología ABA se evalúa diariamente, semanalmente, mensualmente, trimestralmente y anualmente por un equipo de por lo menos 5 profesionales y el núcleo familiar. Lo que nos da una buena idea del control sobre los objetivos, los procedimientos que están funcionando, que no están funcionando y todos los pequeños y grandes ajustes que hay que hacer en cada caso particular.

Siempre es una terapia centrada en el niño y aunque nosotros somos una herramienta online hemos complementado este programa con el acompañamiento terapéutico diario, semanal y post vídeo, fase o nivel para ajustar el programa del Método VICON a los estilos de aprendizaje de cada niño, a las dinámicas familiares que no son siempre las mismas, a las preferencias del niño, siguiendo un programa concreto pero de una manera individualizada.

En la programación ABA nos permite dividir en pequeños pasos todas las habilidades evolutivas y cognitivas necesarias para el crecimiento en cualquier área de la persona. Esto nos da la seguridad de que cada niño evolucione con respecto a su nivel y que no nos saltamos pasos intermedios suponiendo que ya están desarrollados, por otro lado aunque nos encontremos con aspectos desarrollados el pasar por ellos nos permite potenciarlos y fortalecerlos para asegurarnos un correcto crecimiento y una fortaleza en el aprendizaje a medio y largo plazo. 

Un modelo ABA se compone de las siguientes habilidades:

  1. Habilidades de comunicación y lenguaje: todas las derivadas del 
    1. Lenguaje receptivo; designación receptiva, seguimiento de instrucciones y todo lo que comporta la comprensión del lenguaje hablado 
    2. Lenguaje expresivo; la imitación verbal, la producción de sonidos, palabras, frases…, mejora de la dicción y la articulación. todo lo referido al discurso verbal.
    3. Lenguaje no verbal; todo lo que comporta la comunicación no verbal, corporal, la distancia entre personas, la mirada, el contacto…
  2. Habilidades de juego: el juego es la parte central del aprendizaje y es esencial que se trabaje en todas sus vertientes, autónomo, compartido, social… con multitud de materiales y en la mayor variedad posible de formatos, espacios y disposiciones.
  3. Habilidades sociales: todas las habilidades de interacción, participación y socializaciones trabajadas con el mayor número de personas y ambientes posible, comenzando por el entorno familiar hasta entornos más externos e incidentales. 
  4. Habilidades de autonomía: todas las habilidades que aumenten su capacidad de adaptación, su responsabilidad y su autoestima al igual que le dan una rutina y una seguridad mientras fomentan su crecimiento. 
  5. Habilidades motoras finas y gruesas: todas las destrezas referidas a las manos, los dedos, la pinza (preescritura)… hasta las más globales referidas al cuerpo, las extremidades desarrollando lo propioceptivo, los sentidos, la lateralidad y la orientación espacial y corporal. 
  6. Habilidades cognitivas: todas las habilidades referentes a la atención, la memoria, la autoconciencia, el razonamiento, la motivación y la fijación de metas, la capacidad de asociación, la flexibilidad cognitiva que nos permite ser capaces de asumir diferentes perspectivas y entender las motivaciones y pensamientos ajenos, la resolución de problemas, la creatividad y el pensamiento lateral, la percepción, inhibición y gestión de la conducta, la anticipación y la planificación. 
  7. Habilidades académicas y pre-académicas: todas las destrezas más referidas a las áreas de matemáticas, lecto-escritura, linguística, tecnología, idiomas… 
  8. Aspectos del comportamiento: la conducta es un proceso central en el tratamiento en el modelo ABA, siendo el punto central para la medición de aspectos más emocionales, evolutivos y de aprendizaje.

Por supuesto aunque cada habilidad tiene dentro del modelo ABA su programa concreto la transversalidad de cada una de estas destrezas tiñe toda la terapia e involucra a muchísimas de ellas en una sólo actividad. La gran variedad en su tratamiento integral da una gran riqueza al niño a la vez que hace que la terapia sea muy dinámica y variada para poder llegar a establecer estos intensivos y extensos programas de 20 a 40 horas semanales. 

Esperamos les haya gustado y no duden en volcar todas las experiencias y curiosidades sobre este tema tan apasionante, seguro nos ayudará a poder adaptar las nuevas publicaciones a sus dudas y peticiones. Seguimos con nuevos capítulos del modelo de intervención en ABA más adelante…

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

¿Qué observar y cómo actuar? 8 actividades cuando hay sospecha de Dislalia?

Cuántas veces hemos oído en la etapa infantil que este niño tiene “lengua de trapo”, normalmente suele arrancar más de una sonrisa entre los adultos pero esa manera incorrecta de articular uno o varios sonidos sin un problema físico evidentes se puede convertir en  se puede convertir en una dislalia a partir de los 4 años y medio. 

Comentaros que la dislalia es una de las consultas más habituales en terapia de lenguaje y una de las menos graves por el buen pronóstico con un tratamiento especializado. Suele producirse durante los primeros 6 años de vida de un niño y sobre todo en la etapa de desarrollo del lenguaje. 

A grandes rasgos hay tres características principales que se sostienen en el tiempo, discriminar bien que no se trate de una dislalia evolutiva en etapa infantil. Podemos observar en casa los siguientes hitos en niños con sospecha de dislalia:

  • Cambio sistemático de un sonido por otro. Como en el caso de cambiar siempre el sonido k por la t.
  • Confusión entre sonidos. El niño es capaz de articular de manera aislada la s y la z, pero las confunde como en el caso de decir sapato, aunque sea capaz de decir zumo. También puede decir sapo pero en vez de casa dice caza.
  • Lenguaje ininteligible del niño, que requiere un gran esfuerzo para comprender lo que quiere expresar.

El primer paso es ir a consultar un especialista en el área del lenguaje, así como el pediatra y el neurólogo para poder encarar el tema con la mayor eficacia posible.

De todas formas os dejamos algunos tips que podéis hacer desde casa para acompañar esa labor terapéutica que estáis haciendo con vuestros niños.

1. Evitar las infecciones de oído y los catarros. Fomentar la respiración nasal del niño es vital para el lenguaje, mantener limpia la nariz hace que nos aseguremos de un buen mantenimiento de aparato fonoarticulatorio además que favorecemos la no aparición de otitis y una mejor audición que suele empeorar cuando estamos totalmente tapados de mucosidad. Muchos baños calientes para su correcta limpieza.

2. Alimentación sólida: para fortalecer la musculatura fonoarticulatoria y el control de todos lo movimientos que requiere el lenguaje es importante que la alimentación sea lo más sólida posible, es el momento de conseguir morder piezas de fruta enteras, bocadillos, trozos bien grandes y cuanto más duro más eficaz será el “entrenamiento”. Muchos niños en estas etapas están todavía comienzo triturado y eso no favorece nada la correcta evolución del lenguaje. 

3. Evitar el chupete o la succión del pulgar porque provoca deformaciones del paladar y la incorrecta deglución (tragar alimentos o líquidos). Nos encontramos dificultades en tragar ciertos alimentos e incluso líquidos, atragantamientos recurrentes que se deben a una débil tonificación de todo el aparato fonoarticulatorio y que el chupete y los hábitos de succión del pulgar no favorecen su correcta consecución.

4. Potenciar juegos que ejercitan todo el aparato fonador. Soplar velas, silbatos, globos o matasuegras, empujar una pelota con una pajita, coger agua con una pajita para pasarla de un vaso a otro, hacer pompas de jabón… Practicar onomatopeyas como sonidos de motos o hacer pedorretas son ejercicios que os ayudarán a facilitar el lenguaje, no os olvidéis de vuestro amigo el espejo que os ayudará a la toma de conciencia de todos estos ejercicios.

5. Música. Tocar multitud de instrumentos supone poner a tono el aparato fonador sin darnos cuenta. Soplar una melódica, una flauta, una armónica también es fantástico porque tanto si soplas como si inspiras consigues que suene! Motivar que el niño distinga de manera lúdica, relajada y sin presión emocional los sonidos para que los pronuncie de manera correcta, como en el caso de divertirse a través de los trabalenguas o canturrear sílabas (miiimaaamuuumoooo) y canciones.

6. Juego de las letras en movimiento: podemos trabajar las vocales y consonantes e inventarnos una postura o movimiento determinado para que le ayude a asociar el sonido al movimiento y se anime a reproducir sonidos jugando.

7. Vibradores: en terapia de lenguaje se suelen introducir elementos que vibran e incluso gomas para toda la zona de la boca y exteriores para poder asentar las bases sensoriales. En casa, por ejemplo, un cepillo eléctrico podemos utilizarlo para masajear partes internas de la boca, la lengua, incluso de la cara, los labios, barbilla… así podemos conseguir estimular todos los receptores de la boca y que se pongan en marcha.

8. Movimiento: todos los ejercicios de exploración y psicomotricidad gruesa llevan a la consecución del lenguaje y favorecen su desarrollo, tírense al suelo y hagan el gato, el tigre, el elefante, el cocodrilo, el mono… a través del juego los niños fomentan su lenguaje motrizmente y de forma lúdica! 

Esperamos que os ayuden a vosotros e indirectamente a vuestros pequeños para que el deseado lenguaje llegue pronto y fuerte para quedarse y seguir evolucionando dando voz a vuestros hijos, sabemos que es el mejor deseo y la mejor batalla que podemos librar a vuestro lado.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

Tipos de Dislalias: la pronunciación y sus matices

Seguimos con este fascinante mundo de las Dislalias, este trastornos del lenguaje tan presente en nuestros niños. Nos gustaría antes de entrar en detalle a los tipos de dislalias aclarar un tipo de dislalia evolutiva que es muy común en esta etapa de adquisición del lenguaje y que se distingue claramente de los tipos de dislalias que representan un trastorno y requieren un tratamiento especializado. 

La dislalia infantil evolutiva es la que tiene lugar en la fase de desarrollo del lenguaje infantil, en la que el niño no es capaz de repetir por imitación las palabras que escucha y lo hace de forma incorrecta desde el punto de vista fonético. Tiene varias fases dentro del desarrollo del lenguaje del niño y finalmente termina cuando el niño aprende a pronunciar correctamente todos los fonemas. Se caracteriza por ciertas dificultades en la adquisición del lenguaje del niño dentro de las etapas del desarrollo. Estas dificultades suelen superarse antes de los cuatro o cinco años, si no ocurre esto es probable que sea otra causa la que produce la dislalia más que un simple retraso y nos encontremos ante alguna de las dislalias siguientes. 

La Dislalia Infantil como trastorno del lenguaje presenta tipos muy variados entre las que se distinguimos: dislalias funcionales, orgánicas y  audiógenas.

1. La dislalia funcional: Se diferencia del resto de los tipos de dislalias porque el niño muestra una incapacidad funcional, sin poder explicar las alteraciones que muestra en el habla por alguna causa orgánica. Esta alteración puede afectar a la discriminación auditiva, lo que supone una alteración en la percepción de los fonemas (trastorno fonológico o dislalia fonológica); o a la coordinación motriz, lo que supone un problema en la producción (trastorno fonético o dislalia fonética). 

Es la más frecuente y se caracteriza por un mal funcionamiento de los órganos articulatorios. El niño desconoce o realiza incorrectamente el punto y modo de articulación del fonema. No sabe hacer vibrar la lengua para pronunciar bien la RR, y suele reemplazar la S por la Z, o la R por la D porque no es capaz de hacer vibrar la lengua.

2. La dislalia orgánica: hace que el niño tenga dificultades para articular determinados fonemas por problemas orgánicos. Se presenta en los niños cuando presentan alteraciones en las neuronas cerebrales, cuando tienen alguna malformación o anomalías en los órganos del aparato fonador. Este tipo de dislalia provoca una dificultad en el lenguaje, que se centra en fonemas concretos.

3. La dislalia audiógena: se caracteriza por dificultades originadas por problemas auditivos. El niño se siente incapaz de pronunciar correctamente los fonemas porque no oye bien. En algunos casos, es necesario que los niños utilicen prótesis.

La dislalia es un trastorno del lenguaje que se diagnostica con cierta facilidad en un niño. Cuando un niño con más de 4 años pronuncia mal las palabras, no logrando una articulación correcta de las sílabas, el entorno familiar y educativo del niño lo nota fácilmente.

Al principio, muchos intentarán ayudarlo, corrigiendo su forma de hablar. Sin embargo, sin un tratamiento orientado y especializado, es muy difícil solucionar el problema de una forma casera. La dislalia infantil suele ser detectada en los primeros años del niño, y aunque no represente gravedad es conveniente corregirla lo antes posible, para evitar problemas de conducta y de comportamiento en los niños.

Un diagnóstico temprano de esta dificultad en el habla del niño es sumamente importante porque, muy a menudo, otros niños se ríen del defecto de articulación o pronunciación, e imitan de forma ridícula y de burla, la forma de hablar del niño con dislalias.

Eso puede agravar el problema del niño, causándole trastornos en su personalidad, inseguridad, baja autoestima, problemas de comunicación con su entorno, y otras dificultades que pueden alterar su aprendizaje escolar.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

Lo que hay detrás de la Dislalia, los niños que no pronuncian bien.

La dislalia infantil es el trastorno del lenguaje más común en la etapa infantil, el más conocido y más fácil de identificar. Se estima que puede tener una incidencia del 5-10 % entre la población infantil. Suele presentarse entre los tres y los cinco años, con alteraciones en la articulación de los fonemas. Viene referido a una mala pronunciación de los niños, un trastorno en la articulación de los fonemas. 

Todos los estudios se han centrado en dos hipótesis principales:

  1. DISLALIA Y MEMORIA

Raine y su equipo son los pioneros en relacionar los trastornos de articulación con una capacidad disminuida en la memoria a corto plazo, una menor longitud de la palabra y una reducida actividad motriz articulatoria (Raine, Hulme, Chadderton y Bailey, 1991). Recientemente se han encontrado problemas prosódicos, alteraciones de memoria auditiva y dificultades en la repetición y en los ritmos auditivos y visuales en sujetos con problemas de articulación (Wells y Peppe, 2003; Baldo y Dronkers, 2006) 

Por otra parte, existe un gran consenso en recomendar la exploración sistemática de la memoria (mediante la repetición de series de números, palabras y frases) dentro de la evaluación logopédica de niños dislálicos debido a la influencia que los aspectos mnésicos, en general, ejercen sobre el desarrollo del lenguaje oral (Bruno, 1985) y la influencia que la memoria auditiva inmediata, en particular, tiene sobre las dificultades de articulación (Mendoza y Carballo, 1990).

2. DISLALIA Y PROBLEMAS NEUROPSICOLÓGICOS.

Los problemas articularios también se han estudiado como síntomas secundarios a alteraciones neurológicas diversas. Así se han encontrado problemas mnésicos, atencionales, visoconstruccionales y de la función ejecutiva relacionados con dificultades de pronunciación en el marco de los trastornos específicos del lenguaje (TEL) (Arboleda-Ramírez et al., 2007; Crespo-Eguilaz y Narbona, 2009), en el de las afasias adquiridas y disfasias (Conde-Guzón, Conde-Guzón, Bartolomé-Albistegui y Quirós-Expósito, 2008), en el de las dislexias (Conde-Guzón, Conde-Guzón, Bartolomé-Albistegui, Quirós-Expósito y Cabestrero-Alonso, 2009), en el de los problemas de aprendizaje asociados a problemas cognitivos y comportamentales (Álvarez-Arenal y Conde-Guzón, 2009) o en de niños con epilepsia según el tipo de crisis y farmacología (Conde-Guzón, Bartolomé-Albistegui, Quirós-Expósito y Cabestrero, 2007). 

Nuestra propia experiencia en el trabajo diario con niños dislálicos nos ha llevado a sospechar la existencia de una cierta dificultad en la capacidad para la memorización y para la concentración. Una buena memoria inmediata auditiva posibilita que el esquema articulatorio se recuerde fácilmente llegando a la automatización.

Para comprobar esta hipótesis, Jiménez en 1988 diseñó un estudio con 178 niños de Educación Infantil y 1o de Primaria y relacionó la memoria inmediata (memoria secuencial auditiva, memoria secuencial de dígitos, memoria de palabras, evocación de objetos y memoria secuencial visual) con los problemas dislálicos. Apreció una alta correlación entre la incapacidad para retener de forma inmediata una información auditiva y la presencia de una dislalia funcional. En consecuencia, en palabras del autor, «se puede confirmar la hipótesis de que las dislalias son frecuentes en aquellos escolares con memoria secuencial auditiva deficiente».

Para concluir, señalamos un estudio reciente (Conde-Guzón, Bartolomé-Albistegui, Quirós y Cabestrero, 2006) que, de manera intencional y sistemática, estudia el funcionamiento mnésico de 150 niños españoles con problemas de articulación de etiología diversa. En esta investigación concluimos que los niños con problemas de articulación del habla presentan dificultades significativas en el funcionamiento mnésico caracterizadas por déficit de memoria remota, memoria visual inmediata, auditiva y lógica, siendo este el primer estudio en el que se encuentran déficit de la memoria visual inmediata en niños con problemas de articulación.

Hay un tiempo, como ya hemos mencionado, en el que no tenemos que alarmarnos porque nuestro hijo no pronuncie correctamente, e incluso porque resulten ininteligibles muchas de las cosas que nos intente decir, ya que hasta los tres años es normal que no puedan comunicarse correctamente. No obstante, después de los tres años los niños deberían comunicarse de forma más fluida y tendríamos que entenderles casi completamente y sin problemas.

En muchas ocasiones intentamos ayudar a nuestros hijos a pronunciar bien, y podríamos corregirlo solamente en el caso en el que la dislalia no exista, sino que es simplemente un proceso evolutivo normal del lenguaje, pero si el problema viene dado por el trastorno de la dislexia, tendremos que proporcionarles un tratamiento especializado para poder corregirlo.

La importancia de la atención temprana, una vez más, cobra más valor cuando hablamos de trastornos del lenguaje como la dislalia infantil, ya que si el niño no es capaz de hacerse entender bien o tiene problemas de articulación o de pronunciación de algunos fonemas, puede sufrir burlas por parte de sus compañeros de colegio, lo que puede agravar el problema y añadirle algún otro en el que la autoestima se vea afectada, su rendimiento académico o su capacidad para relacionarse con los demás.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver
Volver

5 Requisitos básicos para el Lenguaje

En los años de experiencia en comunicación y dificultades de lenguaje y aprendizaje vemos con frecuencia una base pobre que sostiene difícilmente el lenguaje o que incluso imposibilita su aparición. La evolución natural hacia el lenguaje se sustenta en esta base y a menudo no se le presta la atención que merece siendo en muchos casos la puerta directa hacia la aparición del lenguaje y su desarrollo y funcionalización.

Queremos darle un espacio personal a este trabajo, esta preparación tan esencial para el futuro lenguaje de nuestos niños. En muchos casos de TEL y TEA vemos niños con pobres habilidades prelinguísticas que están obstaculizando la correcta evolución del lenguaje así que en cualquiera de las situaciones que se encuentre tu hijo esta base será la llave al aprendizaje, el lenguaje, su comunicación y su socialización.

ADQUISIÓN DE REQUISITOS BÁSICOS PARA EL LENGUAJE

 En muchos casos, antes de comenzar la intervención propiamente dicha es necesario asegurarse de que el niño domina una serie de requisitos básicos que si bien la mayoría de los niños adquieren estos requisitos rápidamente, los déficits de los niños con TEL pueden hacer que esto no se así, en cuyo caso el primer paso del tratamiento deberá consistir en la atención de:

  1. Motivación: tener un niño entusiasmado, contento, dispuesto y disfrutando es la primera base de cualquier intervención, ir a sus gustos, sus preferencias y aficiones acercará al niño a nosotros y convertirá el trabajo terapéutico en puro juego y disfrute.
  2. Habilidades comunicativas básicas: destrezas como la atención conjunta, la adaptación a los turnos de una actividad interactiva… Si el niño tiene déficits a este nivel, es conveniente comenzar reforzando y atendiendo cualquier intento comunicativo, para progresivamente ir dando más importancia a la comunicación verbal apropiada. 
  3. Atención: a menudo se encuentran niños con TEL cuya atención es casi inexistente. En esos casos es necesario realizar un trabajo previo para mejorarla. En un primer momento, el objetivo sería conseguir que el niño esté en situación apropiada para el aprendizaje, controlando sus propias reacciones (en este sentido, es frecuente que el logopeda tenga que controlar físicamente al niño para que éste pueda centrarse en los estímulos presentados). A continuación, se debe conseguir que el niño sea capaz de escuchar y atender a unas instrucciones mínimas, actuando de forma conjunta. Por último, debe enseñarse a que el niño controle cuándo y cómo dejar la actividad que está realizando, en función de lo que los demás demanden de él. 
  4. Imitación: el objetivo sería poner al niño en la disposición autónoma de aprender. No sólo la imitación verbal, sino la corporal, la motriz fina, la motriz gruesa, la motora en general serán el camino a desarrollar la imitación verbal. Es necesario poner bajo control es decir, conseguir que el niño repita modelos verbales o no verbales con la mayor exactitud posible, así como que aprenda a repetirlos espontáneamente. El objetivo general en esta habilidad sería ayudar al niño a identificar personas, lugares y cosas por su nombre y aprender a seguir instrucciones sencillas. Para ello se selecciona un vocabulario básico que el niño comprenda y que sea significativo, pasando entonces a enseñar al niño a responder a instrucciones que incorporen el vocabulario aprendido. Y paulatinamente, se irán añadiendo nuevas palabras y órdenes cada vez más complejas. 
  5. Respeta su ritmo: cada una de estas habilidades no puede forzarse, en los niños típicos parece que fuera magia pero estar seguros de que es parte de trabajo, de observación, de repetición y de mucho mucho tiempo de estimulación consciente. Este es un aspecto que es esencial porque muchas veces nuestros niños están inmersos en un mundo de estimulación que no les toca, que no les llega, que no les afecta así que ser pacientes y respetar el tiempo, las prioridades y las potencialidades de vuestros niños porque será la única manera de llegar al lenguaje con éxito,

Si queremos un niño preparado para el lenguaje y para la vida tendremos que cultivar estas 5 habilidades para poder fortalecer las bases de cualquier aprendizaje futuro por muy complejo que sea! 

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo
Volver