Volver

Menos prohibición y más educación en era de pantallas.

Menos prohibición y más educación en era de pantallas.

Vivimos un momento de sentimientos encontrados, semanas con olas de movilización digitales… contra los móviles, pantallas, lo digital y la tecnología. Menos prohibición y más educación en era de pantallas. Todos sabéis que soy la cofundadora de una herramienta online para niños con necesidades educativas especiales. Como madre, pedagoga y terapeuta infantil he podido ver cómo la tecnología está siendo abordada y disto mucho de la mayoría de discursos, medidas y opiniones que leo, veo y oigo.

Cada vez nos alejamos más del fin de la educación. Cuando eso ocurre, rompemos con todo sin criterio y siento deciros que la tecnología ha venido para quedarse.

Si como profesionales no estamos dispuestos a mirar a la tecnología e integrarla orgánicamente en nuestras vidas. ¿Cómo vamos a pedir a nuestros niños que lo hagan? Si no tomamos medidas inmediatas seremos péndulos que se mueven de extremo a extremo. Encontraremos el punto medio, que llegará por tendencia, pero tarde y con consecuencias.

La tecnología ha transformado la manera en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. Prohibirla sería como negar la luz del conocimiento. Nuestra misión como pedagogos es apostar por una educación integral que capacite a las personas, especialmente a los niños. Enfrentar los desafíos y aprovechar los beneficios de la tecnología de manera responsable.

No se trata solo de protegerse de los riesgos en línea, sino de cultivar habilidades que promuevan un uso consciente y ético. Gestión del tiempo, la privacidad en línea, la veracidad de la información y el respeto en el ciberespacio para construir una sociedad digitalmente competente y resiliente.

Negar a los niños el acceso a la tecnología es como cerrarles las puertas al futuro que ya está presente en cada rincón de nuestras vidas.

El miedo a lo tecnológico supone una barrera que limita el potencial de un futuro digitalmente empoderado. Los niños son nativos digitales y su preparación para enfrentar el mundo debe incluir habilidades digitales sólidas. Debemos ser guías informadas, enseñando a los niños cómo navegar en este océano digital con responsabilidad y discernimiento. Al superar ese temor mediante la educación, abrimos las puertas a un mundo donde la tecnología es una herramienta valiosa y no en una amenaza.

Es absurdo que mientras el mundo adulto se sumerge en las maravillas y desafíos de la tecnología, pretendamos proteger a las generaciones futuras manteniéndolas ajenas a esta realidad.

En lugar de la prohibición de pantallas, tenemos la oportunidad de la educación a los niños sobre cómo utilizarla de manera constructiva y equilibrada. Proporcionándoles las herramientas necesarias para convertirse en ciudadanos digitales conscientes. Capaces de aprovechar los beneficios de la tecnología mientras mantienen una conexión saludable con el mundo que les rodea.

La educación en salud digital es la clave para forjar un camino hacia un futuro. Ver la tecnología como una aliada, no una amenaza, para las generaciones que están por venir.


Si estás interesado en guiar la educación de tu hijo en relación con la tecnología de manera saludable, asegura tu lugar en nuestro WEBINAR GRATUITO en el botón de abajo.


Cristina Oroz Bajo
madre, terapeuta infantil y cofundadora del Método VICON

Volver
Volver

Tips para integrar a un niño con NEE en Infantil y Primaria con el Método VICON

niños con necesidades educativas especiales.

En este artículo del blog, queremos compartir, los puntos más importantes que trató Cristina en su último Webinar, con el nombre de: «Cómo atender en el aula a nuestros niños con necesidades educativas especiales de infantil y preescolar: el Método VICON como herramienta de integración”

Para todos aquellos que no lo vieron, pueden visitar el perfil del Facebook, donde lo tienen entero. No obstante, como hemos dicho vamos a compartir los puntos más importantes, a través de esta entrada. Esperamos que sirva de ayuda y referencia a muchos profesionales que se dedican a la educación y a la educación especial. 

Para empezar tenemos que aclarar conceptos, tales como:

¿Qué es el Método VICON?

Lo hemos dicho en muchas ocasiones pero os lo recordamos. Es un programa de aprendizaje estructurado intensivo dirigido a niños con un perfil visual y musical que atiende desde el desarrollo temprano, paso a paso todos los estadios evolutivos hasta las etapas más elaboradas de lenguaje y aprendizaje. Es una herramienta terapéutica en soporte de vídeo, que se utiliza como un recurso complementario en el aula con el objetivo de incluir a esos niños con necesidades educativas especiales al grupo clase actuando sobre estos dos prismas.

Siendo una herramienta de aprendizaje motivador y natural como principio de cambio, utilizar la música como vehículo de aprendizaje y la repetición como integración de este proceso. Siempre bajo la mirada atenta de la emoción.

Pero ¿por qué es tan importante la emoción en el aprendizaje? Pues porque nuestro cerebro es perezoso… “Sí! lo es! ¿Habéis visto el esfuerzo que cuesta ahora en este mundo visual leer una hora un libro sin que el cerebro te desvíe 50 veces por página a pensamientos? Y para derrotar la pereza de nuestros cerebros, en este caso, los cerebros de nuestros alumnos debemos emocionarlos, debemos enseñar emocionandonos.

Debemos como profesionales despertar la curiosidad y debemos sorprender a nuestros alumnos.

De esta manera, otro de los elementos fundamentales del método es la música. Debido a que los beneficios de la música como herramienta terapéutica que ya está evidenciado como una disciplina científica. Tenéis que saber que la música es un medio de expresión y comunicación con un lenguaje específico que mueve a la acción y el disfrute a nivel individual y social. Los niños con dificultades de comunicación responden al estímulo musical más que a cualquier otra clase de estímulo. Uno de los principales problemas de algunos niños con necesidades educativas especiales es la dificultad de expresión y comunicación y la música puede ser esa vía de comunicación para establecer nuevos canales de expresión y socialización. 

Escuchar música es una acción que involucra prácticamente todas las funciones cognitivas que intervienen en el aprendizaje: atención, imitación, memoria, concentración y aprendizaje. 

¿Cómo implementar el Método VICON dentro del Aula? 

Como hemos explicado y como podéis ver en la web del Método, su metodología incorpora el Videomodelling. De esta manera, tenemos que tener en cuenta que para implementar el Método VICON dentro del aula, tenemos que tener ese apoyo visual. 

De esta manera, los Videos se integran dentro de la dinámica del aula, buscando tres momentos al día lo más espaciados posibles para visualizar el vídeo con todo el grupo clase. Es súper importante contar con la colaboración de casa donde la familia puede ir potenciando esos vídeos e incluso de profesionales que trabajan con el niño compartiendo todos el mismo usuario para seguir todos el mismo programa y la misma secuencia de Videos. 

Llega el momento de dar consejos y/ o tips para potenciar la inclusión de estos niños con necesidades educativas especiales con la herramienta del Método VICON.

Estos consejos se van a centrar en cinco secciones. Estas cinco partes responden a un proceso natural de inclusión desde la primera noticia cuando realmente nos llega niño con NEE. Te recordamos qué patologías atiende el Método VICON aquí.

Lo primero que tenemos que hacer cuando nos llega un caso de un niño con necesidades educativas especiales es hacer equipo, tenemos una familia y unos profesionales que siempre vienen de la mano del niño y que ahora mismo van a ser nuestro atajo para todo lo que conlleva adaptarnos a él.

Establecer reuniones de equipo mensuales al principio para estar muy conectados con los objetivos y las intervenciones, luego ya se pueden espaciando cuando todo está más controlado pero al inicio tener contacto por un grupo de WhatsApp para todos los momentos de dificultad, los momentos de logro para compartir materiales objetivos ideas sobre actividades será estrictamente necesario.

No tengáis miedo de molestar a todos los profesionales porque al final, son ellos los que nos van a dar la mejor información, ellos están con el niño uno a uno y esta situación para nosotros va a ser muy difícil porque siempre vamos a estar con todo el grupo clase. 

Pasamos al segundo punto. El proceso de adaptación, es uno de los momentos más importantes para los niños, para la familia y para nosotros como profesionales porque tenemos que cuidar esas primeras impresiones. Cuidar una buena entrada al aula, con seguridad, con respeto… El hecho de que el niño llegue al aula con una persona de referencia, que pueda habituarse al espacio todavía sin compañeros, pero darle tiempo suficiente para que reconozca todo el entorno, los materiales, por ejemplo.

Esa persona durante la adaptación leerá un libro, hará una actividad de lo más aburrida para que el espacio y nosotros como profesores podamos captar la atención de ese niño que se dirige al adulto pero el adulto no referencia pero sí que está presente. Sirve de gran ayuda y el hecho de dejar que traigan un objeto personal de casa, un juguete, un muñeco que les acompañe y les de seguridad en el caso de que no contemos con ese adulto de referencia. También ayudará mucho tener preparado el espacio los primeros días de manera diferente, un día con telas, En el período de adaptación no tenemos que hacer demasiadas actividades pero si muy atractivas, yo por mi perfil aconsejo las musicales por el componente emocional que descargan a nivel de comunicación.

El período de adaptación tiene dos sentidos, el niño se tiene que adaptar al grupo pero el grupo también se tiene que adaptar al niño. Es muy importante también ir valorando aspectos diarios como el sueño, el apetito serán indicadores de cómo está yendo la adaptación. También registrar todo lo que podamos para dárselo a la familia y poder luego tener un feedback de vuelta mostrándoles como hacemos nosotros el primer feedback. Lo más completo posible.

En el tercer punto. Vamos a materializar todo este proceso que hemos empezado. Entramos ya en el niño, ahora vamos a pasar todo ese filtro de información por lo que nosotros vemos, con nuestros ojos y nuestro ambiente, porque con nosotros será de manera diferente y en nuestro entorno y con nuestro grupo clase generará un perfil de niño diferente o igual. Es muy importante que busquemos tiempo para estar con él y vincular para poder ser su referente, su guía y su gancho. 

Si tenemos la oportunidad de contar con un maestro sombra tenemos que hacer equipo interno dentro del aula sobre todos los primeros meses para que no se nos escape nada es necesario hacer un esfuerzo extra para conocerlo, cómo vamos a presentar esta nueva pieza en nuestro grupo clase.

Cuando hablamos de lo que le gusta, tenemos que anotarlo todo, corroborar las temáticas que nos han dicho, los materiales, los juegos, las músicas tenemos que tener preparado una buena batería musical y todo esto que le gusta para tener a punto todos esos motivadores. Valorar si esas dificultades que nos han apuntado en otros entornos se transfieren también al aula o por el contrario no se presentan.

Por otro lado tenemos el grupo, que también tiene su proceso y también hay que respetarlo pero es muy importante saber definir los perfiles de niños que tenemos, habrá perfiles de niños maestros, niños amigos… . Porque ellos serán la red que tenemos para jugar con la integración. Es muy importante saber que en un aula, muchas veces tenemos una muestra de lo que es la sociedad, y nuestra labor es inmensamente importante para cada uno de ellos.

Cuarto punto. Este ejercicio es el más rico y con el que vais a encontrar más recursos y habéis hecho estas fases bien. Todo lo que hagamos tiene que ir enfocado en la autonomía, tenemos que intentar activar a nuestros niños con necesidades educativas especiales, hacerlo responsables y participativos, con ayuda o sin ayuda y para ello tenemos que intentar introducir la mayor cantidad de apoyos visuales que podamos. Utilizar la mayor cantidad de apoyos visuales que podáis, en las carpetas, los colores, los colgadores, las sillas y dependiendo de nuestras capacidades del niño intentar darle la máxima ayuda posible en los primeros días para que se sienta cómodo y acogido y orientado. Es muy importante secuenciar todo el trabajo y saber en qué parte de la secuencia nuestro niño tiene su función, y todo el grupo sabe que es su función incluido el niño. Pero para eso hay que hacer mucho trabajo previo con estos apoyos visuales secuenciales.

Y cómo quinto punto, son muy importantes: las dinámicas grupales, todos los juegos, todos los espacios con música enriquecen muchísimo y bajan mucho la ansiedad. Dedicar tiempo a hacer dinámicas de cohesión de grupo, de potencia del sentimiento de pertenencia a un grupo, no solo a nuestro niño sino a través del ejemplo de los demás. Una de las estrategias más eficaces en integración es hacer patios dirigidos y semi dirigidos. En los patios dirigidos intentamos establecer un pequeño grupo intentamos enseñar habilidades sociales en grupo reducido integrando a nuestros niños de educación especial, estas actividades pueden tener varios objetivos, integrar a los otros niños en el juego de nuestro niño, generar relaciones saludables en niños que les cuesta.

Sabemos que el mundo de infantil y preescolar es un mundo de rutinas, y por ello es muy apropiado para nuestros niños con necesidades educativas especiales donde la anticipación y el proceso del que se lo que va a venir les da seguridad, les gusta, les hace aprender una y otra vez. Intentar integrar dentro de las rutinas a vuestros niños, eso marcará mucho el perfil de niño que tengáis y sus preferencias. 

El niño y más concretamente su cerebro necesita repetir las cosas para poder aprenderlas. Podemos decir que el juego es una forma de expresión de lo vivido sin lenguaje oral, y les ayuda a elaborar conceptos o a resolver conflictos, entran aquí en juego todas las capacidades afectivas, sociales, la creatividad e imaginación, las físicas, incluso el desarrollo de los sentidos. Hoy se estimulan principalmente la vista y el oído, dejando de lado el olfato, el tacto y el gusto, y todos los cinético.

Así que intentar enriquecer todas las actividades del aula incluso, intentar integrar actividades que no requieran lenguaje verbal, los niños aprenden muchísimo de las experiencias sin lenguaje, y la comunicación se potencia cuando retiró la parte verbal y me quedo solo con la parte no verbal.

Esperamos haberos ayudado con estos consejos, No obstante, siempre podéis preguntar a Cristina en el siguiente mail: cristina@metodovicon.com y te comento a todo lo que hacemos con profesionales.

Volver
Volver

La importancia de la resolución de problemas

La resolución de problemas es una habilidad fundamental en un mundo cada vez más complejo y cambiante.

En un entorno donde la tecnología y la información evolucionan a un ritmo sin precedentes, los niños que aprenden a resolver problemas están mejor equipados para enfrentar los desafíos, buscar soluciones creativas y adaptarse a diversas situaciones de la vida, tanto a nivel personal como profesional.

En este artículo te explicaremos cómo enseñar esta habilidad a los niños desde las primeras etapas del desarrollo infantil para integrarlo efectivamente en el hogar y en la escuela, pero empecemos por lo más básico…

¿Qué es la resolución de problemas?

La resolución de problemas es un proceso mental y cognitivo utilizado para identificar, analizar y resolver problemas.

Esta habilidad es esencial en muchas áreas de la vida y se considera una competencia clave en diversos contextos, tanto personales como profesionales, por ello es tan importante enseñarle a nuestros hijos a resolver los problemas que se les plantea.

Y dado que un problema puede tener múltiples soluciones viables, es crucial emplear una metodología de resolución de problemas bien estructurada que nos guíe hacia la mejor opción. Este enfoque no solo garantiza una solución más eficaz, sino que también optimiza los recursos y el tiempo invertidos en el proceso.

¿Por qué es tan importante enseñarle a nuestros hijos resolución de problemas?

En la vida, nuestros hijos enfrentarán diversos desafíos que los pondrán a prueba constantemente, por lo que es indispensable que aprendan a resolver problemas desde pequeños. Los padres somos la guía más importante en este proceso.

Los padres acostumbramos a resolver los problemas de nuestros hijos, en el fondo pensamos que esto está bien y que es necesario. Pero en realidad los estamos haciendo dependientes y obstaculizando su desarrollo personal. Si el niño logra resolver el problema por sí mismo, logrará desarrollar su capacidad para resolver problemas futuros.

Cuando nuestro pequeño se encuentre ante un problema que no pueda resolver, en vez de frustrarse buscará la forma de solucionarlo, pondrá a prueba su imaginación, sus habilidades y todo aquello que ha aprendido.

Esto se traduce en multitud de situaciones que ocurren en el día a día. Alcanzar un objeto, abrir un bote, servir un vaso de agua, pueden ser situaciones que hacemos por ellos, y aunque parezcan simples, no les damos la oportunidad de tener la experiencia de buscar un camino para alcanzar ese objeto, medir su fuerza para poder girar la tapa de ese bote, o derramar parte del agua fuera de ese vaso.

Ante esto es importante fomentar la confianza en sí mismo, resaltar sus cualidades y darle palabras de apoyo. Todo eso se hace dándoles esa confianza y apoyarles en lo justo y necesario.

Este es el principio de la comunicación, esos pequeños detalles hacen que su caminar sea más auténtico y que poco a poco adquieran su manera de hacer las cosas.

¿Cómo plantear y resolver problemas de manera eficaz?

Enseñar a nuestros hijos a ser adultos resolutivos les ayudará a ser más independientes y a adaptarse mejor a situaciones adversas.

Para hacerlo podemos seguir una serie de pasos para ayudarlos a identificar, analizar y resolver problemas de manera exitosa.

Paso 1: Identificación del Problema

El primer paso para resolver problemas es la identificación consciente del mismo. Esto implica distinguir entre lo que es un síntoma y lo que es la causa real del problema.

Por ejemplo, si un juguete se rompe, el problema percibido es el juguete roto, pero este es el resultado, no la causa. Hay que razonar con el pequeño para entender por qué se rompió, y eso nos lleva al siguiente paso…

Paso 2: Determinar las causas raíz

Una vez identificado el problema (Juguete roto), el siguiente paso es descubrir qué lo causó. ¿Fue por uso inapropiado, por un defecto del juguete, o por otra razón?

Aquí se puede enseñar a los niños a hacer preguntas para fomentar un pensamiento más profundo y analítico como por ejemplo ¿Por qué ocurrió esto? ¿Fue por lanzarlo con la suelo? ¿Este es el modo adecuado de jugar? ¿Este juguete está hecho para lanzase al suelo? ¿Qué podría haberse hecho de manera diferente?

Paso 3: Buscar varias soluciones

Es importante enseñar a los niños que, a menudo, hay más de una solución para un problema.

Hay que alentarlos a pensar de manera creativa y a considerar múltiples posibilidades para desarrollar su capacidad para pensar fuera de la caja.

Por ejemplo, las posibles soluciones podrían ser…

  • Reparar el juguete, si es posible.
  • Encontrar juguetes aptos para ser lanzados.
  • Explorar otras formas de diversión que no impliquen lanzar el juguete.
  • Enseñar al niño a jugar con más cuidado.

Paso 4: Encontrar la solución ideal

Una vez que se han identificado varias soluciones posibles, el siguiente paso es evaluarlas y decidir cuál es la mejor. Aquí se pueden considerar aspectos como la viabilidad, los recursos disponibles y los posibles resultados de cada solución.

Todo este proceso se hace con el niño, y es él quién finalmente debe elegir la solución que considere más adecuada. Todo este proceso se hace de manera razonada, ya que implica pasos concretos para llevarla a cabo.

Paso 5: Medir el éxito de la solución

Finalmente, es fundamental evaluar cómo funcionó la solución. Esto no solo ayuda a ver si el problema se resolvió efectivamente, sino que también es una oportunidad para aprender de los errores y éxitos.

Si la solución no funcionó como se esperaba, es un buen momento para enseñar sobre la resiliencia y la importancia de volver a intentarlo.

Este enfoque fomenta la independencia, la confianza en sí mismos y la responsabilidad.

¿Estás listo para enseñar a tus pequeños a desarrollar esta habilidad?

Como decíamos al principio, enseñar este método a los niños desde una edad temprana puede ayudarlos a desarrollar habilidades cruciales de resolución de problemas que les servirán en todas las áreas de la vida.

La resolución de problemas es el primer camino para el aprendizaje, la planificación y la socialización cuando buscamos apoyo para solucionar aquello que se nos presenta día a día, esas oportunidades ricas de interacción, autoestima y autorrealización.

Y por último, pero no por ello menos importante…

Con el Método VICON proporcionamos a los niños las herramientas necesarias desarrollar sus capacidades y fortalecer su autonomía, autoestima y confianza.

Si quieres saber más, solicita ahora tu prueba gratuita.

Volver
Volver

Infancia en bruto.

Niki Boon comenzó a sacar fotos como hobby mientras vivía en Escocia. Después se mudó a Nueva Zelanda dentro de un area rural dió a luz a su cuarto hijo donde se dió cuenta la manera en que sus hijos interactuaban con la naturaleza y percibían el mundo que les rodeaba, y comenzó de nuevo a inspirar el arte escondido. Niki llamó a la serie de fotos de sus cuatro hijos «Infancia en Bruto» («Childhood in the Raw»). 

«Mis niños viven sin Televisión ni dispositivos electrónicos modernos».

«Este estilo de vida puede parecer para algunos poco convencional…»

… pero estoy tan feliz de haber elegido vivir en este mágico sitio con mi familia.»

«Documento sus dias con un comportamiento lleno de naturaleza y juego desinhibido.»

«Es la grabacion física de su infancia, la vida como es…»

…en realidad.»

«Y es también un reflejo de una infancia arraigada profundamente en mi propio pasado …

… cuando yo disfrutaba de absoluta libertad.»

«Es una infancia que ahora transmito a mis propios hijos.»

«Realmente quiero que los demás recuerden algún aspecto de su propia infancia a través de mis fotos».

» Creo que lo mejor es cuando mis hijos vuelven a casa cubiertos de barro.»

«Corren y juegan donde quieren y viven en armonía con la naturaleza.»

«Pertenecen a aquí- salvajes y libres…

… y nada se interpone entre sus almas jóvenes y la naturaleza. «

«Vivir en el campo implica mucho trabajo, eso es cierto …

«Ellos aprenden de dónde proviene nuestra comida y de la vida y la muerte».

«Perciben y comprenden completamente este mundo y aprenden lecciones de vida importantes, pero no siempre fáciles»

Preview photo credit Niki Boon
Based on materials from BoredpandaNiki Boon / WebsiteNiki Boon / FacebookNiki Boon / Instagram
Volver
Volver

La niñez

La niñez…

Ese momento cuando mirabas las estrellas con el fin de encontrar la tuya.
Cuando lo único que dolía era un rasguño en las rodillas.
Aquella época en que para conseguir algo sólo creíamos tener que imaginarlo con todas nuestras fuerzas.
Cuando tenías la capacidad de ponerte contento sin motivo y de estar siempre ocupado con algo.
Ser ingénuo y amante de la justicia donde todo lo solucionabas abrazando fuertemente a tu peluche.
Donde un insulto era sacar la lengua y fruncir las cejas.
Donde nunca guardabas nada para una ocasión especial.
Donde una mentira era suficiente para poner en duda todas tus verdades.
Ese estado de conciencia termina el día que ves un charco como un obstáculo y no como una oportunidad.
El día que te duermes en el sofá y no despiertas en la cama.
Los ninos no son botellas que hay que rellenar sino fuegos que hay que encender
en ese momento en que se abre la puerta para dejar entrar al futuro.
Si llevas la infancia contigo… nunca envejecerás.
Espero que os haya gustado este poema sobre la niñez.
niñez saltar
Cristina Oroz Bajo
Firma-2
Volver
Volver

Duérmete niño, duérmete ya… Las 5 claves para dormir a un niño.

Pon en tu RUTINA el BAÑO siempre PRONTO y SIN LLORAR  y ESPERA… que tu pequeño… DORMIRÁ!

  1. Establece una RUTINA para antes de ir a dormir. Al igual que a los adultos, a los niños también les toma un tiempo irse a dormir, desconectar, comenzar a relajar el cuerpo y prepararlo para el descanso. Un tiempo antes de la hora de dormir, lavar lo dientes, preparar unos libros, lectura nocturna con una luz tenue, unas canciones… puede ser un buen prefacio para ayudarle a conciliar el sueño.
  2. BAÑO como principio relajante. Crear hábitos es una tarea ardua por la constancia que requiere pero el baño, el agua, los olores, el contacto es una de las herramientas más eficaces para preparar esa rutina para antes de dormir; la lavanda, la melisa… provocan la relajación del cuerpo y la mente y más en nuestros pequeños que son más sugestivos a este tipo de estimulación.
  3. Pon a tu bebé en la cama PRONTO, no caigas en la trampa de mantener a tu bebé despierto para que esté más cansado. Atiende siempre a las señales que indican que tu pequeño tiene sueño; frotarse los ojos, bostezar, rascarse las orejas o ver que su actividad física baja que está más llorón y pierde el interés en jugar. No tengas miedo en adelantar la hora de acostarse porque un niño que está demasiado cansado puede tardar más en dormirse, los estudios dicen que los bebes/niños que se van a la cama más pronto, duermen más también.
  4. Siempre SIN LLORAR porque genera altos niveles de estrés que repercutirán en la calidad y la cantidad del sueño y en el desarrollo emocional dando lugar a dificultades para controlar sus emociones, baja autoestima, desconfianza e inseguridad. Cogerlo en brazos es altamente beneficioso sobre todo desde el nacimiento hasta los 18 meses. Utiliza unos «sonidos claves» como «Sshhhh» o decirle suavemente la frase «tranquilo, ya está, es hora de dormir». Repite el sonido o la frase cuando estés calmando a tu bebé para que la asocie con el sueño.
  5. ESPERA. No respondas a cada ruidito que haga tu bebé. Aprende a distinguir un llanto verdadero de una queja o un solido adormilado. Si no estás segura, está bien esperar un poco antes de volver a la habitación, dejando que tenga la oportunidad de manejarse en el proceso.

Cristina Oroz Bajo
Firma-2

Volver